Redacción MX Político.- Ernesto Zedillo ex presidente de México de 1994 al 2000, ha ganado en diez años como parte de la mesa directiva de Citigroup, lo que le habría tomado décadas como funcionario público, ya que desde 2011, año en que llegó a la institución financiera de Estados Unidos, ya que ha acumulado a manera de compensación más de 3 millones de dólares en ingresos, solo por su salario y premios al desempeño.

Es el equivalente a seis veces lo que devengó como presidente de México durante su sexenio, alrededor de 450 mil dólares al tipo de cambio actual. Zedillo no sólo tiene un salario que hace palidecer al que ganó en la Presidencia de la República. Goza de derechos corporativos de primer nivel. Durante su gestión como directivo, ha sido premiado con casi 40 mil acciones de Citigroup, una de las empresas más importantes del mundo financiero de Estados Unidos.

Este lunes, con la acción de Citigroup a 67 dólares tras varios días de fluctuaciones al darse a conocer la venta de Banamex, el valor de las acciones en posesión de Zedillo Ponce de León ascendía ya a dos millones 681 mil dólares. Esto, de acuerdo con el último reporte entregado a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) el 1 de enero y del que MILENIO tiene copia.

En una revisión a los informes anuales de Citigroup, se puede trazar la trayectoria al alza de los ingresos y acciones de Zedillo en la empresa, en la que funge como uno de los 16 integrantes de su mesa directiva, formando parte de los comités de Ética, Conducta y Cultura, así como los de Nominación, Gobernabilidad y Asuntos Públicos. Es un cargo que desempeña en paralelo al de otras mesas directivas de consorcios trasnacionales y del Instituto de Asuntos Globales de Yale.

Como un buen empleado, el suyo ha sido un ascenso continuo, en línea con la antigüedad que ha acumulado trabajando para la corporación financiera; entre otras prebendas, se le paga anualmente con 150 mil dólares en acciones.

Así, en 2012, primer año para el que se tienen reportes, el ex presidente tenía solo 10 mil 803 títulos. Para 2013, eran 14 mil 262, pero cinco años más tarde ya ascendían al doble, 27 mil 510. Al último corte, en 2021, ya eran 36 mil 742.

En cuanto a su salario, una revisión a los informes de la empresa da cuenta de que al menos en 2013, ya tenía derecho a una compensación anual de 50 mil dólares, a la que se suma un pago anual por comisiones que oscila entre un punto bajo con 83 mil 750 dólares para 2014, a un punto alto con 135 mil dólares, para 2021.

En suma, ha ingresado a sus cuentas un millón 228 mil quinientos dólares solo por este concepto. El contraste entre el Zedillo privado y el Zedillo público es aún más notorio si se toma en cuenta que, como presidente de México, su salario oficial ascendía a 124 mil pesos, según publicaciones periodísticas de la década de los noventa.

Aunque hasta el momento no se ha precisado si alguno de los comités en los que participa el ex presidente tuvo voz en la decisión de Citigroup de vender Banamex, en su reporte para 2021 la empresa presume que su experiencia como ex mandatario de México significa para la corporación una ventaja a la hora de tomar decisiones sobre sus inversiones en territorio mexicano.

“Como una empresa de servicios financieros con significativos negocios en México, Citi se beneficia de tener al señor Zedillo Ponce de León en su junta directiva para proveer de un mayor entendimiento acerca del entorno de económico, de negocios, gobierno y regulación en México”, se cita en el documento.

AMLO critica rescate a la banca Por la mañana, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que a “los potentados”, que les fue bien con el Fobaproa, son los que le hacen homenajes y consideran buenos gobiernos los de Ernesto Zedillo y Carlos Salinas.

Recordó que en ese entonces, con dinero público se rescataron deudas de la banca privada, se emitieron bonos de la Tesorería y esa deuda llegó en ese entonces a un billón de pesos; por la cual, todavía se siguen pagando intereses.

“Entonces, esa operación que hicieron arriba… Por eso los potentados, a los que les fue bien, pues le hacen homenajes y hablan muy bien del gobierno de Zedillo, de Salinas y de Zedillo, los consideran buenos gobiernos. Pues sí, porque a ellos les fue muy bien.

“Entonces, después de que se rescata, venden los bancos y venden este banco en 12 mil 500 millones de dólares, y tenían que haber pagado alrededor de tres mil millones de dólares de impuestos. No pagaron”, agregó.

Y es que el presidente dejó en claro que cuando logre la venta de Banamex , se tendrán que pagar impuestos, no como en los gobiernos anteriores.

jpob

(61 , 2)