Tratando de evitar lo acontecido durante la llegada de haitianos que acamparon en el río Bravo.

Redacción MX Político.- En un afán de evitar lo ocurrido hace algnos meses, con la llegada de inmigrantes -mayoritariamente haitianos- que acamparon enlas inmediaciones del puente Del Río, en Texas, frontera con el estado mexicano de Coahuila, la Guardia Nacional de Texas ha decidido blindar la frontera entre las ciudades de Eagle Pass y Piedras Negras con contenedores de carga ante la posible llegada de una nueva caravana migrante, la cual salió ayer de Tapachula, Chiapas y se unirá a la que ya está en territorio veracruzano en busca de que el Gobierno mexicano regularice su estancia en el país.

Cabe destacar que el blindaje de la frontera texana es parte de la estrategia de seguridad llamada Lone Star (Estrella Solitaria), que implementó el gobernador de Texas, Greg Abbot, quien movilizó al Departamento de Seguridad Pública del estado (DPS) para impedir la llegada masiva de migrantes indocumentados como sucedió en septiembre, cuando cerca de 20 mil haitianos arribaron al cruce fronterizo Ciudad Acuña-Del Río.

“Texas es la primera y última línea de defensa en nuestra frontera sur”, escribió el mandatario texano en su cuenta de Twitter, donde compartió fotos del operativo en las que se aprecian varios helicópteros y vehículos militares desplegados en su lado del Río Bravo.

Dicho plan de seguridad involucra la colocación de los mencionados contenedores de tráileres a lo largo del río, la colocación de malla ciclónica bajo el mismo cuerpo de agua y un patrullaje continuo con tanquetas y helicópteros.

Voceros de la Guardia Nacional de Texas mencionaron que no permitirán que se repita un escenario como el ocurrido en Del Río, cuando los haitianos cruzaron el río Bravo y colocaron un campamento que mantuvo cerrado el cruce fronterizo por nueve días, lo que causó un fuerte golpe económico tanto para México como para Estados Unidos y que terminó con deportaciones masivas de los isleños.

Por su parte, el alcalde de la ciudad texana de Eagle Pass, Rolando Salinas, enfatizó que todas estas acciones con las que Texas se blinda ante una nueva caravana migrante son para la seguridad y “nadie debe preocuparse”, sobre todo porque es temporal y concluirá cuando termine la crisis generada por los indocumentados.

hch

(10 , 10)