El exabrupto presidencial de llamar a la UNAM una institución neoliberal, son catalogados por la comunidad universitaria y la opinión pública nacional, en general, como un ataque desde el poder y sin fundamento.Hay compromiso con la sociedad y diversidad de pensamiento, aseguran críticos.

Redacción MX Político.- Y como escribió Miguel de Cervantes Saavedra; “¡La ingratitud es la hija de la soberbia!”. No se puede, desafortunadamente, evitar hacer un llamado a la reflexión y a la cordura al Jefe del Ejecutivo, ante el deplorable exabrupto que mostró ayer durante su conferencia mañanera.

López Obrador comentó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) “se volvió individualista y defensora de proyectos neoliberales”, lo que ha provocado como reacción que integrantes de la clase política, médicos y académicos, hayan salido desde ayer mismo en defensa de la máxima casa de estudios.

Una institución que, por cierto, siempre dio un absoluto y desinteresado respaldo, en lo individual y en lo colectivo, en lo institucional y en lo coloquial, a las pretensiones que como candidato izquierda albergó el hoy presidente, cuando ninguna otra institución le abría las puertas.

La UNAM lo cobijó y lo vio siempre como su hijo, como su producto.

Hoy la UNAM, como centro de ciencia y conocimiento, es marginada de los afectos presidenciales. Era de esperarse. Parece confirmarse la hipótesis:relamente el presidente está en contra de la ciencia, la cultura y el conocimiento.

Algunos actores de la vida política, académica y social, ya se manifestaron en contra de estos señalameintos de Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que la Universidad Nacional fomenta el individualismo y protege proyectos neoliberales.

El presidente del PRI, Alejandro Moreno, manifestó su apoyo y respaldo al rector de la UNAM, Enrique Graue, así como a los estudiantes y exalumnos.

La vicecoordinadora del PAN en el Senado, Kenia López, lamentó las declaraciones del presidente y lanzó un “ya basta” de agresiones a la Universidad.

“Se atrevió de manera irresponsable a señalar a esta institución que de inicio en su nombre lleva su cualidad y es autónoma, este presidente se irá como se han ido todos, pero la máxima casa de estudios prevalecerá”, dijo.

El vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Santiago Creel, reprobó las declaraciones del mandatario y aseguró que sus declaraciones generan polarización que sólo le conviene al tabasqueño.

“Lamento mucho la expresion del presidente de la República. En primer lugar es su alma mater como lo es la mía (…) No habla bien de quien habla así de su casa. En esta vida hay que saber ser agradecidos”, dijo el panista, quien da clases en la Universidad.

Mencionó que la polarización genera división y un jefe de Estado como López Obrador debe unir a los mexicanos y estar por encima de sus visiones partidistas, y sus actuales declaraciones no ayudan a lo que acontece en el país.

“La polarización de las mañaneras tiene que acabar, el presidente debe reflexionar. Él no está para ser un busca pleitos callejero, esa no es su misión. Si hubiese sido, no lo hubieran elegido presidente, pero es el jefe del Estado mexicano y es quien nos debe representar a todos”, declaró.

Mientras, el infectólogo Alejandro Macías y funcionario de la Secrtaría de Salud en el sexenio del panista Felipe Calderón consideró que el mandatario federal se equivoca en sus opiniones negativas hacia la UNAM.

“Es una institución de gran diversidad de pensamiento, que se ha colocado cada vez más entre las mejores universidades de América Latina, evaluada a través de mediciones objetivas”, mencionó el doctor.

El empresario y exsubsecretario de Turismo del Gobierno federal, Simón Levy, consideró que la máxima casa de estudios siempre ha defendido el pensamiento público , social y sobre todo de izquierda.

En el mismo sentido, el académico Javier Martín Reyes comentó que la UNAM es plural y diversa.

Con todo respeto… No, presidente… A la UNAM se le defiende.

hch

(538 , 13)