“Que en nuestro país hay una tendencia muy marcada a la baja” en cuanto a los cultivos de amapola, predominantes en el Triángulo Dorado, asegura la UNDOC.

Redacción MX Político.- La superficie de cultivos de amapola en México se redujo 23 por ciento durante el periodo 2018-2019 al registrar 21 mil 500 hectáreas respecto a las 28 mil del periodo 2017-2018, informó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El informe, elaborado por el Gobierno de México y la agencia antidrogas de la ONU, señaló que se trata del segundo descenso consecutivo en cuanto a cultivos de amapola, pues durante el periodo 2017-2018 ya se había registrado una reducción del 8 por ciento en comparación con el 2016-2017.

El análisis realizado mediante imágenes satelitales y fotografías aéreas detalló que los principales puntos de cultivo se localizan en el llamado Triángulo Dorado, zona montañosa donde convergen los estados de Sinaloa, Chihuahua y Guerrera, así como en los sureños estados de Guerrero y Oaxaca.

México es el tercer país del mundo con mayor producción de amapola, planta de la que se extrae el opio, solo superado por Afganistán y Birmania (Myanmar).

Durante el acto de presentación virtual del informe, Javier Hernández, titular de programas de drogas en la UNODC México, expresó que “hay una tendencia muy marcada a la baja” en cuanto a superficie cultivada” y que “muchos elementos influyen” en la decisión de los agricultores a dejar de cultivar amapola.

De acuerdo con el informe, presentado con motivo del Día Internacional de la Lucha contra las Drogas, entre 2014 y 2019 se destruyeron 136 mil hectáreas en el país, siendo el 2017 el año de mayor destrucción, con 29 mil 800 y el 2019 el de menor, con 11 mil 800.

El 99 por ciento de los plantíos fueron destruidos por el Ejército, aunque en las tareas también participan la Marina, la Fiscalía General, la Secretaría de Seguridad y la Secretaría de Gobernación.

Consumo durante la pandemia

En el evento, en el que participaron diversas autoridades, el director general de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Jorge González, también presentó un informe sobre el consumo de sustancias durante la pandemia de COVID-19.

“El consumo de alcohol y tabaco se mantuvo entre la población y el de drogas ilícitas disminuyó”, explicó González, pues de acuerdo un sondeo, casi 60 por ciento de los encuestados dejó el consumo de drogas ilegales.

Sin embargo, se detectó un aumento de 218 por ciento en la demanda de atención médica por consumo de metanfetaminas, mientras la demanda por alcohol y mariguana disminuyó 31 por ciento y 32 por ciento respectivamente.

Este jueves, la ONU presentó en Viena el Informe Mundial sobre Drogas 2021 en el que expresó su preocupación por la acelerada digitalización del mercado de las drogas en el mundo.

El informe destacó un aumento de 22 por ciento de consumidores de drogas ilícitas durante la última década, siendo el cannabis la más consumida, y estimó que medio millón de personas murieron a causa de las drogas en 2019.

hch

(6 , 1)