La paraestatal mexicana asegura estar comprometida con una administración proactiva, ‘responsable y prudente’ de sus obligaciones financieras.

Redacción MX Político.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que dispuso de los recursos del bono que colocó el pasado 20 de julio en los mercados internacionales de capitales, obteniendo 850 millones de dólares, el destino de este dinero es para el pago de deuda financiera.

“Los recursos obtenidos se utilizarán para el refinanciamiento de obligaciones contratadas con anterioridad, por lo que no representa mayor endeudamiento para la compañía ni implican el pago de comisiones adicionales por prepago de las mismas”, informó la empresa productiva del estado en un comunicado.

La CFE aseguró estar comprometida con una administración proactiva, responsable y prudente de sus obligaciones financieras, por lo que dicha operación permitió mejorar el perfil de vencimientos de la deuda e incrementar sus referencias a lo largo de su curva de rendimientos, con un nuevo plazo de 12 años.

La emisión del bono, dijo la dependencia, forma parte de la Estrategia 2021 para reducir el costo financiero de las obligaciones de la CFE y obtener los financiamientos requeridos en las mejores condiciones para la empresa, que le permitan continuar suministrando los insumos y bienes energéticos requeridos para el desarrollo productivo y social del país de forma eficiente, sustentable, económica e incluyente.

Destacando que este segundo gran objetivo que se persiguió al coocar un bono financiero en el mercado de capitales internacional, consistente en mejorar condiciones para le empresa (reinversión en bienes de capital, tecnología, sistemas de producción, etcétera), no se satisifizo, toda vez que el beneficio de las utilidades del bono, se uso en simple pago de deuda institucional.

Una empresa como la energética nacional (CFE) que no renueva sus modos de producción, sus recursos tecnológicos y su capacitación al personal, difícilmente puede alcanzar su adaptación a los requerimientos de competitividad internacional.

Se advierte que la propia CFE, reconoció que dicho bono con vencimiento en julio de 2033, otorga un rendimiento anual al vencimiento de 3.875%, siendo el segundo más bajo en la historia financiera de la CFE en dichos mercados y sobre su curva actual de rendimientos en moneda extranjera, lo que refleja la confianza de los inversionistas hacia la dependencia.

La emisión forma parte del programa de financiamiento de la eléctrica nacional para el presente año.

“La operación financiera tuvo alrededor de 130 órdenes de diferentes inversionistas institucionales con una demanda dos veces superior al monto objetivo, incluyendo la participación de fondos de inversión, aseguradoras, fondos de pensiones, bancos centrales, bancos comerciales y banca privada de Norteamérica, Europa, Asia y Latinoamérica, entre otros”, detalló.

La emisión del bono internacional cuenta con la calificación crediticia de grado de inversión en la escala global por parte de las agencias Moody’s (Baa1), Standard and Poor´s (BBB) y Fitch Raiting (BBB-).

hch

(16 , 3)