Redacción MX Político.- Este martes, el presidente de México anunció que cuenta con un “plan B” en caso de que no se apruebe la propuesta de reforma electoral que envió al Poder Legislativo. Dicho plan alterno consiste en modificar reformas secundarias a las leyes en materia electoral, aunque no adelantó cuáles.

Fue en ese sentido que el coordinador de Morena en el Senado de la República —y aspirante a la presidencia de México— Ricardo Monreal Ávila, opinó sobre el plan secundario de AMLO para lograr modificar al sistema electoral mexicano.

De acuerdo con el ex gobernador de Zacatecas, la reforma electoral constitucional “murió” desde que el PRI decidió no acompañar a Morena en su aprobación y dicha decisión la tomó el tricolor a causa de los constantes ataques que sufrió Alejandro Alito Moreno, así como por el incumplimiento de acuerdos.

“Yo tengo la impresión, sin poderlo comprobar, que el plan B es algo similar a la reforma eléctrica, porque no hay forma de que la mayoría calificada se construya en la Cámara de de Diputados, dado el anuncio de ayer del presidente del PRI”

De acuerdo con Monreal, la reforma electoral de AMLO fue sentenciada a morir gracias a la embestida de Layda Sansores, gobernadora de Campeche, en contra del líder nacional del PRI, Alito, por lo que dicho partido tomó la decisión de no apoyar desde antes de la marcha en defensa del INE, celebrada el pasado fin de semana.

“El presidente del PRI siente que no se ha cumplido con los acuerdos de la última reforma en materia de seguridad, y la agresión, sobre todo, del estado de su origen sigue persistente, y eso aleja la posibilidad de acuerdos, por eso no creo que el PRI acompañe la reforma, y sin el PRI, no se lograría la mayoría constitucional”

Esa fue la razón que el senador atribuyó al planteamiento de un plan secundario para lograr reformar al sistema electoral, aunque —adelantó— para una reforma a fondo es indispensable modificar la Constitución y sin mayoría calificada sería imposible: “Podrían hacerse modificaciones secundarias, pero no fundamentales”.

“El presidente de la República o los legisladores de la mayoría están pensando en un plan B, similar al de la reforma eléctrica”, ejemplificó el morenista. “En el momento en que se rechazó la reforma eléctrica, surgió de inmediato la modificación a la ley ordinaria en materia de litio y eso fue lo que se aprobó por la mayoría simple en ambas Cámaras”.

En ese sentido, el exdelegado de Cuauhtémoc previó que dicho plan B consista en modificar la Ley de medios de impugnación o la Ley electoral, pues para ser editadas no requieren mayoría calificada. Sin embargo, aclaró que son meras especulaciones.

No obstante, apuntó que con modificar dichas leyes no se podrá hacer cambios en el sistema electoral, ni en el tamaño del Congreso. “No se podría modificar la integración de la Cámara, los principios de representación proporcional y de mayoría relativa, la composición del INE”, afirmó.

Con respecto a cambiar el número de consejeros electorales y la forma en que son electos, el ex gobernador de Zacatecas advirtió que necesariamente se tiene que modificar la Constitución. “Es aritmética legislativa y es lógica parlamentaria”.

“No quiero adelantar vísperas, pero necesito ver la ley secundaria o la iniciativa de modificación a la ley secundaria para emitir una opinión. Hasta este momento no conozco ningún proyecto de iniciativa de reforma secundaria”, expresó, sin revelar si su voto será a favor o en contra de lo que emane de la Cámara Baja. “Yo no me adelanto a mi voto, pero actuaré en congruencia”.

Entre tanto, informó que el próximo sábado presentará el Plan para la reconciliación nacional. “Yo espero que la jefa de Gobierno no me clausure la plaza”, sentenció.

jpob

(8 , 8)