Se trata de las bancadas de Nuevo León, la de Coahuila -presumiblemente controlada por Rubén Moreira- , una diputada del Estado de México y otro de Veracruz.

Redacción MX Político.- Para arribar a la cifra mágica de 333 diputados federales, necesarios para votar a favor de la iniciativa de reforma eléctrica que propone el presidente López Obrador y que para un amplio sector de la población, es regresivo, por cuanto desprecia el uso de energías limpias, Morena y sus aliados, que suman actualmente 277 votos de legisladores de Morena, PT y Verde, necesitan un total de 56 votos del resto de las fracciones en esa cámara representadas.

Un total de 16 diputados federales del PRI, han manifestado estar en contra de esa iniciativa de reforma o, por lo menos, tener puntos de vista contrarios y diferenciados.

Son diputados integrantes de la bancada del PRI de Nuevo Léon, de notable influencia por la clase empresarial que se opone a esta reforma de AMLO; como del estado de Coahuila, que presumiblemente liderea el actual diputado federal y exgobernador Rubén Moreira.

Al propio tiempo están, una diputada del Estado de México y otro también priísta, del estado de Veracruz.

Así entonces, si estos 16 diputados no son corrompidos por los oficios persusasivos del poder, representado por Morena, el partido del presidente, la reforma eléctrica no alcanzará mayoría calificada… y por lo tanto, no va.

hch

(18 , 18)