En adelante, esos recursos pasarán al ramo de la educación tecnológica nivel medio superior, al dirigirse al programa de Bachillerato Tecnológico de Educación y Promoción Deportiva.

Redacción MX Político.- Una puntual nota de Rivelino Rueda, para El Sol de México, nos revela un significativo 2cambio de rumbo” en el rubro de apoyo al deporte y a la educación tecnológica, de parte del Gobierno Federal.

Abre con paso firme la administración de López Obrador.

El apoyo innecesarios a rubros no prioritarios y los “caprichitos faraónicos” del mandatario mexicano, parece que esperaran mejores tiempos a partir de este 2022.

La sensatez y la racionalidad en el gasto público parece que empezarán a enderezar sus criterios de aplicación.

Por lo pronto y gracias a la oportuna investigación del reportero del Grupo OEM, ‘ProBéis’, el programa de ‘fomento al béisbol’… ya no existe.

Así se lo confirmaron vía teléfonica al reportero Rueda:… “No, no. ProBeis ya no existe”, le contestó una voz masculina del otro lado de la línea telefónica.

Fue sin un comunicado oficial sobre su desaparición, sin un anuncio o comentario de alguna autoridad del Gobierno Federal, como el Programa para la Promoción y Desarrollo del Béisbol en México (ProBeis), organismo que creó el presidente Andrés Manuel López Obrador el 4 de marzo de 2019, fue “ponchado” de la administración pública federal.

En casi tres años de existencia, a ProBeis le fueron asignados mil 054 millones de pesos: 500 millones en 2019, 290 millones en 2020 y 264 millones para 2021.

Pero desde la Oficina 3039 del edificio de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la Calle de Argentina 28, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, la voz somnolienta del hombre que atiende la llamada telefónica, explica que ahora ProBeis es el Bachillerato Tecnológico de Educación y Promoción Deportiva (BTED).

-¿Desde cuándo?

-Después del Grito del 15 de septiembre. Nos dijeron que ya no éramos de ProBeis. Que ahora éramos del Bachillerato Tecnológico.

Y sí. Eso ya se sabía. El anuncio para la creación del BTED lo realizó el presidente el pasado 20 de mayo en la conferencia mañanera en Palacio Nacional. Ese día se lanzó una convocatoria para ingresar a los cuatro programas ofrecidos: Entrenamiento Integral de Béisbol, Entrenamiento Integral de Box, Entrenamiento Integral de Atletismo de medio fondo y fondo y Fisioterapia Deportiva.

Pero sobre la desaparición del ProBeis -que incluso al inicio de esta administración se vinculó por instrucciones de López Obrador con la Oficina de la Presidencia de la República- o su sustitución por el BTED, no se dijo en aquel momento ni una sola palabra.

Bueno, al menos hasta el martes 22 de diciembre, luego de que el funcionario de la SEP lo confirmara.

Aunque el nuevo modelo de bachilleratos deportivos, como ProBeis, depende presupuestalmente de la Subsecretaría de Educación Media y Superior de la SEP.

AMLO… ‘macaneando’

En el Presupuestos de Egresos ya aparece el cambio. Mientras que en 2019, 2020 y 2021 había asignaciones directas desde la SEP a un programa denominado Educación Física de Excelencia -creado en esta administración para promover el beisbol, el boxeo y la caminata-, para este año los recursos asignados a este programa los operará una nueva Dirección General de Bachillerato Tecnológico de Educación y Promoción Deportiva. Tendrá 441 millones 750 mil pesos.

Cabe reseñar que fue en el mes de junio, cuando el Gobierno Federal comenzó con el paulatino desmantelamiento de ProBeis para darle paso a los bachilleratos deportivos. Y fueron precisamente las plataformas digitales de ProBeis de donde se lanzaron las convocatorias para el ingreso a estas nuevas instituciones educativas.

Ahora ya hay un nuevo organismo promotor del deporte favorito de López Obrador, el BTED. Ya cuenta con una partida presupuestal. Ya están listas las instalaciones educativas (en Campeche, Texcoco, Veracruz, Hermosillo y Ciudad Obregón).

Ya también hay un Reglamento de los Bachilleratos Deportivos y un calendario escolar. Ya hay planta docente. Y el director general es el mismo de ProBeis, el expelotero de las Grandes Ligas, Edgar González Sabín.

Es un cambio de siglas sin anuncio oficial.

Para los detractores del presidente de la República, se trata de “un capricho más” de su gobierno y un “despilfarro de recursos públicos” en temas que no son urgentes para el país.

Para otros, como Óscar Arredondo, consultor en materia de política pública, transparencia y anticorrupción, estas acciones de la administración de López Obrador “para nada pueden calificarse de un despropósito, sobre todo si se está canalizando ese recurso a actividades primarias como el deporte y la educación”.

El también exinvestigador de la organización civil Fundar comenta que la inversión en las actividades que venía realizando ProBeis, y ahora estos bachilleratos, en deportes como el béisbol, el box y el atletismo, también ayudan al arraigo entre las comunidades y el fortalecimiento de las economías locales.

“Mucha gente puede apostar en los estados y en los municipios a la inversión en el béisbol, porque si van los proyectos en grande van a generar mucha identidad para la gente”.

hch

(237 , 3)