Redacción MX Político.- El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó este miércoles su interés de que la nueva línea aérea que operará el Ejército mexicano lleve el nombre de “Mexicana de Aviación”, el mismo que la empresa extinta en 2010 bajo la administración de Felipe Calderón.

Ayer, tras una revelación de Guacamaya Leaks, el mandatario federal afirmó que se está analizando la creación de esta nueva compañía que operaría con 10 aeronaves rentadas de diversos modelos y su constitución se daría el próximo año.

“Sería muy bueno que se usara el nombre de Mexicana de Aviación en esta empresa que posiblemente se constituya, que tampoco les extrañe que cómo se va tener una empresa pública de aviación, pues se tenían, dos, y por qué va ser de la Defensa, pues para procurar que haya una custodia.

“Porque les va costar un poco más, toco madera, si regresan. No es lo mismo quitársela y privatizarla si está en manos de Comunicaciones que en la Defensa, además las utilidades de esa empresa van a ser utilizadas para las pensiones de la Defensa. Estamos haciendo obras con presupuesto público que no queremos que de nuevo se privaticen”, expuso el jefe del Ejecutivo federal.

De acuerdo con correos electrónicos hackeados por “Guacamaya”, la nueva aerolínea podría tener un costo operativo y administrativo anual de entre mil y mil 800 millones de pesos.

Esto se definirá dependiendo del modelo de aviones que se adquieran de entre los modelos Airbus A320, Boeing 737 o ATR-72.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario federal señaló que en el país se requieren mayores líneas aéreas debido a que con los paros en Interjet y Mexicana se han descuidado diversos destinos de la República.

Además, dijo que se tienen reportes de que el turismo crecerá en el país a la par de su desarrollo económico, por lo que se necesitará mayor oferta en la industria aérea.

Aunque el presidente López Obrador dijo que se analiza la integración a la flota de esta nueva aerolínea del avión presidencial, el Ejército mexicano descartó esta posibilidad debido a los altos costos de operación y mantenimiento que representaría la aeronave.

jpob

(23 , 8)