“El Mencho” y “El Mayo” se disputan el control territorial de esa estratégica entidad del centro-norte de México.

Redacción MX Político.- Sólo en un país como el México de nuestros días, cualquier ciudadano puede leer primero en la prensa tarjetas de análisis de coyuntura o prospectiva de temas tan delicados como la seguridad nacional, antaño reservadas a los altos mandos y que les eran celosamente reservadas para la correspondiente toma de decisiones.

Se ignora, francamente, si esta información que en MX Político presentamos a continuación, forma parte de la discusión diaria en las multicitadas y célebres reuniones de “seguridad nacional”, sostenidas por el Jefe del Ejecutivo y sus colaboradores temáticos.

Se debe partir ante todo, reconociendo que el Cártel de Sinaloa (CDS) estaría frenando la entrada del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) al estado de Zacatecas, históricamente controlado por el grupo que lideró antes Joaquín “El Chapo” Guzmán.

A eso obedecen los cruentos enfrentamientos más recientes, donde se han registrados decenas de víctimas de uno y otro bando.

Uno de los problemas más fuertes en México es la constante lucha de los grupos del crimen organizado por los territorios estatales. Esta lucha se vuelve aún más cruenta cuando los cárteles mejor cimentados comienzan su contienda en medio de las zonas urbanas.

Los tiroteos se han hecho constantes en varias partes del país, las ejecuciones, decapitaciones y otros episodios de violencia han, incluso, movilizado a los civiles a otras zonas de México. La quinta masacre registrada en menos de una semana tuvo lugar el camino de San Juan Capistrano Tulillo, Zacatecas, municipio de Valsequillo.

Antes de este enfrentamiento Reynosa vio morir a 19 inocentes, Salvatierra y Fresnillo, a siete cada uno y Villa Hermosa perdió a seis reos asesinados al interior de un penal. Todo esto a pocas semanas de las elecciones intermedias en México, un proceso electoral calificado como “el más sangriento de la historia”.

Lo que sucedió en Zacatecas, asegura el periodista Héctor de Mauleón, fue resultado de la confrontación entre el Cártel de Sinaloa, liderado hoy por Ismael “El Mayo” Zambada y el Cártel Jalisco Nueva Generación, cuyo líder es Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

Una nueva “Batalla de Zacatecas” se libra pues en nuestros días, tal y como se presentó en la historia de la llamada Revolución Mexicana.

El camino donde tuvo lugar el enfrentamiento es aquel que asciende a la Sierra Madre Occidental y conecta los límites de Nayarit, Jalisco y Durango, un espacio donde los pobladores han denunciado la presencia de “civiles armados que controlan en flujo de vehículos, extorsionan comerciantes y hacer huir a numerosas familias”, escribió el comunicador en su columna de El Universal.

“Esa es la zona que ha controlado tradicionalmente la gente de “El Mayo” y en la que hoy el CDS intenta detener la entrada a Zacatecas del CJNG”, señaló.

Sin embargo, la presencia de la gente de “El Mencho” ha sido reportada desde 2019, cuando Gonzalo Mendoza Gaytán, alias el “Sapo”, envió a Audías Flores Silva, “El Jardinero” a Zacatecas, para operar un laboratorio de metanfetaminas, cargamentos aéreos y pistas clandestinas.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos también acusó a este personaje de “participar en una red de tráileres y camiones de pasajeros que presuntamente transportaban droga de Centroamérica a California, Texas, Illinois, Georgia, Washington y Virginia”.

Hasta la fecha el hombre no ha sigo capturado, pero, de acuerdo con el periodista, aun se recuerdan episodios de su paso por el estado. Por ejemplo, en abril del 2019, una caravana con un centenar de sicarios entró a Valparaíso, Zacatecas y recorrió las calles sembrando terror. “Puro Señor Mencho” y “Aquí estamos en Valparaíso para lo que quieran”, gritaban los hombres.

En aquel momento nadie se movió, pero comenzaron a permear los videos de camiones monstruo por las calles de Zacatecas y la respuesta de los sinaloenses no tardó en llegar.

A pesar de que, incluso en una visita del presidente al estado, hubo decenas de muertos y el Ejecutivo ordenó la llegada de 360 elementos del Ejército y la Guardia Nacional, los enfrentamientos, ejecuciones y violencia del crimen organizado no se detuvo.

Durante las elecciones intermedias aparecieron varias narcomantas que acusaban a David Monreal, candidato de Juntos Haremos Historia, de permitir el acceso al CJNG, “liderado por El Jardinero, quien secuestra, extorsiona para pagar su campaña a gobernador”.

hch

(15 , 1)