Redacción MX Político.- Decenas de organizaciones condenaron el espionaje realizado por el Ejército contra periodistas y defensores de derechos humanos y exigieron que cesen estos actos.

Las organizaciones demandaron que se transparenten los contratos actuales entre las Fuerzas Armadas y las empresas que han vendido el software Pegasus en México, así como los montos ejercidos en la compra del mismo.

Igualmente, expresaron preocupación porque el uso de programas espías ya había sido documentado previamente, pero los casos no se han resuelto y el “uso político del espionaje continúa”.

El grupo afirmó que dichas acciones socavan la confianza en las instituciones, ya que generan una percepción de que la labor informativa y de defensa de los derechos humanos es considerada peligrosa por parte del Estado.

Además, apuntó que confirman que la militarización de la seguridad pública es un riesgo para la democracia y una amenaza para los derechos. El grupo sostuvo que las Fuerzas Armadas han participado reiteradamente en actividades ilegales y han sido “cooptadas por redes criminales”, como revela el caso Ayozinapa.

Las 99 organizaciones y 176 personas firmantes expresaron su apoyo al periodista Ricardo Raphael, al defensor Raymundo Ramos y a la persona periodista integrante de Animal Político, quienes fueron espiados, según revelan las investigaciones.

Asimismo, manifestaron su respaldo al trabajo realizado por la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), Artículo 19, Social TIC y Citizen Lab, en conjunto con Animal Político, Aristegui Noticias y Proceso.

El grupo también hizo un llamado para las autoridades y las Fuerzas Armadas cesen hostigamientos o amenazas y se adopten medidas necesarias para garantizar la seguridad de organizaciones y de las víctimas involucradas.

Por último, demandaron una regulación de la compra-venta y uso de herramientas de espionaje como Pegasus y que se investiguen las intervenciones de comunicaciones hechas.

La investigación #EjércitoEspía, realizada por organizaciones y medios de comunicación, reveló que el programa Pegasus ha seguido operando en México durante el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador contra defensores de derechos humanos, periodistas, activistas, políticos de oposición y ciudadanos.

El uso del malware fue detectado por primera vez en 2017 y el 3 de agosto de 2021 la investigación Pegasus Project determinó que en México fueron ingresados más de 15 mil objetivos al sistema.

Ahora, las nuevas indagaciones periodísticas apuntan que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tiene contratos con la red de empresas que vendió el programa de NSO Group en México y que los ha ocultado.

Las averiguaciones ubicaron al menos 3 periodistas y personas defensoras de derechos humanos que fueron espiados con Pegasus entre 2019 y 2021.

Ante las revelaciones, López Obrador respondió durante la conferencia mañanera de este miércoles a las preguntas de la periodista Nayeli Roldán (Animal Político) que las Fuerzas Armadas realizan labores de “inteligencia”, no de espionaje.

Sin embargo, R3D, Artículo 19 y SocialTIC afirmaron que el Ejército no tiene facultades legales para realizar estas actividades y criticaron que el mandatario no acepte, sin presentar pruebas, el espionaje llevado a cabo durante su gobierno.

jpob

(13 , 1)