La firma bancaria líder en el mercado mexicano, dijo que el Gobierno de México ha estado en línea con lo anticipado, con ingresos superiores a los presupuestados, subejercicio en programas no prioritarios y apoyo fiscal continuo a Pemex.

Redacción MX Político.- La reforma fiscal que prepara la actual administración y que se dará a conocer en las próximas semanas tendría un alcance limitado y los ingresos potenciales que se logren con su implementación, apenas compensarían las presiones de gasto que enfrenta el país, consideró Citibanamex.

“Comunicaciones recientes de la Secretaría de Hacienda (SHyCP), que han delineado el contenido de la posible reforma, confirman nuestras expectativas con respecto al alcance limitado de los posibles cambios en la legislación tributaria”, explicó.

En el examen de la situación económica de México al segundo trimestre del año, Citibanamex recordó que el gobierno se ha pronunciado sobre no aumentar impuestos, combatir la evasión fiscal, eliminar trámites burocráticos, mejorar la eficiencia en la recaudación y reducir los gastos fiscales, además de otros cambios que podrían incluir la eliminación o limitación de las deducciones, presiones a los gobiernos locales para que recauden sus propios impuestos y modificaciones a los impuestos ambientales o en el IEPS sobre combustibles.

“Estas medidas podrían implicar ingresos adicionales por hasta 1.5% del PIB para 2024, una cantidad que parece insuficiente para cubrir por completo las crecientes presiones de gasto”, dijo Citibanamex.

La firma dijo que se anticipan mayores ingresos presupuestarios, ante un contexto de mayor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), respecto al estimado en el presupuesto 2021 y el repunte de los precios internacionales del petróleo.

En ese sentido, estimó que los ingresos presupuestarios alcancen 22.8% del PIB en 2021, 0.6 puntos porcentuales mayores que lo considerado en la Ley de Ingresos de la Federación.

Por el lado del gasto, Citibanamex dijo que persistirán las prioridades vistas hasta ahora en la actual administración, ya que en lo que va del año, las métricas de finanzas públicas han estado en línea con lo anticipado, con ingresos superiores a los presupuestados, subejercicio en algunos programas no prioritarios de AMLO y apoyo fiscal continúo a Pemex.

“No esperamos que la situación en el futuro sea muy diferente. Así, anticipamos que el balance primario alcance un superávit de 0.1% del PIB en 2021, al tiempo que las mejores perspectivas para el PIB también ayudarían a que la razón deuda bruta a PIB disminuya a 56.3% desde el nivel de 59.2% del PIB registrado en 2020”, añadió.

hch

(27 , 4)