Despacho del secretario Miguel Torruco triplica en un año gasto en comida y bebidas.

Redacción MX Político.- El tiempo transcurre y la administración , así como sus principales protagonistas se van ‘asentando’ en su propio quehacer, como adquiriendo confianza y ‘costumbre’.

Los propósitos y más aún, las promesas de ser un gobierno austero que no traicionase sus propios principios, cada vez sueños imposibles de alcanzar… así como disfuncionales.

A la mayoría de las secretarías y los organismos descentralizados -a excepción de Segob, Hacienda, Sedena y Semar)se les aseguró un destino ‘descentralizador’, en alguna ciudad o poblado de la geografía mexicana… a Turismo (Sectur), le tocaba Chetumal, Quintana Roo… pero pues, al actual secretario Torruco Marqués y a sus colaboradores les cuesta -al parecer- desapegarse de sus cómodas y convenientes instalaciones de Presidente Masaryk, en Polanco, Ciudad de México.

Un puntual reportaje de Saúl Hernández para Grupo OEM, de este martes 13, revela a propósito de lo anterior, que el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Miguel Torruco Marqués, triplicó su gasto en alimentos y bebidas durante el último año con cargo al erario.

En el primer semestre de 2021, la dependencia a su cargo firmó dos contratos que suman 603 mil 448 pesos, sin contar IVA, por el servicio de “suministro de productos alimenticios, insumos y bebidas para la Oficina del C. Secretario”, lo que es tres veces mayor a los 211 mil 206 pesos que gastó en todo el año pasado por el mismo concepto.

Desde que el también empresario asumió el cargo de secretario de Turismo, al inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, el portal de compras gubernamentales Compranet registra la adjudicación directa de cinco contratos por parte de la Sectur para este servicio.

Un año después, la Sectur firmó un convenio con Grupo Tama Gourmet SA de CV por 211 mil 206.90 pesos más IVA para suministrar alimentos y bebidas a la oficina del Secretario entre el 20 de marzo y el 31 de diciembre de 2020. Originalmente el contrato iba a ser por 301 mil 734 pesos, pero sufrió una modificación para quedar en poco más de 211 mil.

Y en lo que va de este año, la dependencia ya firmó dos contratos por el mismo concepto, cada uno por 301 mil 724 pesos más IVA. El primero fue con la empresa Rabo y Cebolla SA de CV para brindar el servicio entre el 17 de marzo y el 31 de diciembre de 2021, mientras que el segundo se asignó de nueva cuenta a Ramón Rodrigo García con una duración del 11 de mayo al 31 de diciembre.

Ambos contratos suman poco más de 600 mil pesos, lo que triplica el gasto de 2020 y es más de lo que la Secretaría erogó en los dos primeros años de la Cuatroté.

Gustavo Armenta, director de Comunicación Social de la Sectur, aseguró que en lo que va del año la oficina del Secretario sólo ha gastado en alimentación 58 mil pesos. Agregó que hubo dos licitaciones que se declararon desiertas, sin embargo, los contratos que aparecieron en Compranet fueron por adjudicación directa y aparecieron con el estatus de “activo”.

Armenta agregó que el contrato de 2019 asignado a Ramón García Chávez fue de 186 mil 117.04 pesos, mediante el pedido PA / 008/2019, cifra que es mucho menor a la reportada en Compranet.

Lo mismo sucede en el año 2020. El funcionario señaló que el gasto de la oficina de Miguel Torruco en alimentos y bebidas fue de 139 mil pesos, pero la información del portal de compras marca más de 200 mil pesos sin contar IVA.

El presidente López Obrador ha externado en diferentes ocasiones sus críticas a los funcionarios que realizan gastos excesivos en viáticos, comida y vinos, aunque sus comentarios se han enfocado en las administraciones que le antecedieron a la burocracia que trabaja en los órganos autónomos como Instituto Nacional Electoral (INE).

Apenas en su conferencia del pasado 22 de junio, el primer mandatario reprochó que los consejeros electorales señalaran no tener suficientes recursos para realizar la consulta popular que busca enjuiciar a los expresidentes de México, porque preferían gastar el dinero en viáticos, restaurantes y vinos en lugar de ceñirse a la austeridad republicana.

“Para el aparato son como 10 mil millones, es el organismo electoral más costoso del mundo. Entonces, ¿cómo no van a ahorrar?

hch

(15 , 1)