Equiparar proyectos de obra pública con el término de seguridad nacional provoca la evasión de normas constitucionales, apuntó el CCE.

Redacción MX Político.- Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), otrora un identificado líder sectorial con la 4 T y asiduo aisstente a Palacio Nacional, para encontrarse con el presidente López Obrador, se manifestó en contra del acuerdo administrativo por el que se elevan a rango de seguridad nacional, los proyectos de infraestructura del Gobierno de México, toda vez que transgrede derechos humanos, el medio ambiente, la transparencia y acceso a la información pública, la competencia, la división de poderes, el uso eficiente de los recursos públicos y la lucha contra la corrupción.

En un posicionamiento público, la cúpula empresarial agrupada en el CCE, a cargo de Carlos Salazar Lomelín, manifestó su “desacuerdo y fuerte preocupación” respecto a lo publicado por el Ejecutivo federal el pasado 22 de noviembre para que todas las dependencias y entidades de la administración pública federal autoricen los proyectos de infraestructura del gobierno en no más de cinco días hábiles, al ser consideradas de interés público y seguridad nacional.

El CCE, que aglutina a las 12 cámaras empresariales más representativas de la actividad productiva en México y que aportan el 80 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el país, señaló que esta decisión “prácticamente pone a los proyectos públicos por encima de la Ley y produciría efectos en el gasto, en el desarrollo de obras y en la afectación de derechos que serían irreversibles y que dejará a comunidades, personas y empresas en situación de indefensión”.

Además, consideró que equiparar proyectos de obra pública con el término seguridad nacional provoca que se evadan normas constitucionales y legales que tiene la función de proteger los derechos humanos, el medio ambiente, las transparencia, la libre concurrencia, los procedimientos y licitaciones para garantizar las mejores condiciones de contratación con recursos públicos, la división de poderes y la lucha contra la corrupción.

El CCE señaló que el concepto de seguridad nacional se reserva exclusivamente a casos graves que lo justifiquen, así como que la decisión de otorgar este calificativo corresponde al Congreso federal mexicano, de acuerdo con lo que indica la Constitución y la Ley de Seguridad Nacional, por lo que resaltó que: “este Acuerdo pone al Ejecutivo por encima de la ley”.

“Es importante señalar que la Ley de Seguridad Nacional actual no considera a las obras de infraestructura como un riesgo para la seguridad nacional, sino que contempla cuestiones de máxima importancia y gravedad, como la protección de la nación, preservación de la soberanía e independencia en defensa del territorio, el mantenimiento del orden constitucional, el fortalecimiento de las instituciones democráticas, espionaje, sabotaje, terrorismo, rebelión, traición a la patria y genocidio”, apuntó el CCE.

Coparmex: es imposible otorgar permiso en 5 días

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró que “es materialmente imposible” que dependencias públicas emitan aprobaciones de proyectos de infraestructura en cinco días sin que se eviten impactos negativos en los derechos de los ciudadanos.

La Confederación, que representa a más de 36 mil empresarios del país, sostuvo en un posicionamiento público que esta medida puede ser “severamente perjudicial porque tiene el potencial para dañar de forma irreparable los derechos humanos de los ciudadanos”, ya que la dispensa de trámites que se quieren evadir están diseñados para proteger derechos y asegurar el correcto desarrollo de los proyectos de infraestructura, según difunde El Sol de León, en su edición de este martes..

“Con el decreto, los ciudadanos quedan en total estado de indefensión frente a la autoridad ya que verán cómo sus derechos humanos y certeza jurídica pueden ser atropellados. Por ejemplo, una obra podría ser devastadora con el medio ambiente y el derecho a la salud, sin consecuencias para las autoridades y sin garantías para que el daño sea reparado”, explicó la Coparmex.

Empresarios preocupados de que AMLO llame “Seguridad Nacional” a obras federales

Empresarios de León, Guanajuato, se mostraron preocupados de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador busque denominar a obras federales como “Seguridad Nacional”, además que exija la autorización de todos sus proyectos y obras públicas de infraestructura en un plazo máximo de cinco días.

Así lo expresaron Luis Gerardo García, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León (CCEL) , René Solano Urban, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA), Ismael Plascencia Núñez, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) y Héctor Rodríguez Velázquez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX).

“Estamos preocupados y ocupados por dos cosas. Primero por cambiar el nombre a las cosas para volar todas las reglamentaciones que existen, mandar a prioridad nacional a cuestiones que no tienen sentido que así sean”, expresó González García.

Por su parte Solano Urban consideró que la infraestructura es para mejorar el crecimiento y desarrollo del país, sin embargo no como el presidente de México lo exige, pues no se deben establecer categorías para evadir los procesos correspondientes.

hch

(45 , 45)