Comerciante de Río Blanco, acusó a agentes policiales ded agredirlo y robarle un millón y medio de pesos y cervezas, por no apoyar a Morena.

Redacción MX Político.- No obstante que el Gobernador de Veracruz y hasta el propio presidente de la República lo niegan, en Veracruz se sustenta el mínimo orden público que hay por medio de una “Ley Garrote”, establecida a todas luces por el gobierno de Cuitláhuac García.

Pruebas documentales de carácter pleno, como lo son vídeograbaciones y fotografías, además de las testimoniales de afectados, testigos y sus respectivas periciales, están constituyendo desde ya, la peor amenaza a la permanencia en el cargo de Gobernador, del mandatario veracruzano.

Un puntual trabajo de Benito Gutiérrez, corresponsal de Reforma en Río Blanco, Veracruz, describe a detalle los deplorables hechos:

El comerciante José Antonio May González denunció el despojo de un millón y medio de pesos y más de media tonelada de cerveza por parte de al menos 30 policías ministeriales de Veracruz que entraron en una bodega de su propiedad en el Municipio de Río Blanco.

May afirma que el no haber apoyado a Morena le ha causado problemas con las autoridades de Veracruz.

El diario Reforma tuvo acceso a un vídeo en el que los agentes ministeriales golpean a dos empleados de May que después fueron encarcelados acusados por “ultrajes a la autoridad”, un delito con el que también han ido a prisión políticos opositores del Gobierno de Cuitláhuac García.

Las acciones de los ministeriales fueron grabadas por siete cámaras de vigilancia y los videos ponen en duda la versión oficial y la investigación iniciada el 19 de junio de 2021 contra los trabajadores.

“Por su trayectoria e impecable reputación, decidí apoyar a Lízbeth González Lozano, postulada por el PAN a presidenta municipal”, dijo a Reforma el comerciante May González; eso, según su dicho, habría provocado una venganza del gobierno local.Aunque finalmente quien resultó electo como Alcalde de Río Blanco fue el candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Ricardo Pérez, el comerciante afirma que después de la jornada del 6 de junio pasado, el 19 de ese mismo mes, los policías ministeriales ingresaron a una bodega de su propiedad para cometer los ilícitos.

Entre las cosas que ponen en duda la versión oficial son, por ejemplo, que los agentes afirmaron que un empleado de la Bodega Comercializadora Maga, identificado Juan Miguel Márquez Camacho, los amenaza con un machete, pero los videos muestran que esta persona fue obligada a cargar cuatro tarimas de cerveza a una camioneta.

Márquez después fue señalado de robar esa cerveza.

También aseguraron que otro trabajador los amenazó con un arma, pero el video muestra que tres elementos lo golpean en cara y cuerpo, y le intentan colocar una bolsa de plástico en la cabeza. Este empleado también está procesado por el mismo delito.

“Tenemos las grabaciones de todo, se quedaron grabando siete cámaras. Ellos (los ministeriales y policías estatales) estuvieron dentro de la bodega más de dos horas y media, está grabado cuando se llevan computadoras, la mochila donde estaba el dinero, a mi hermana, quien laboraba en ese momento con mi cuñado.

“Cuando ellos vieron que era mi hermana comenzaron a molestarla. Un policía la quiso violar, pero como estaba en sus días, la botó, la empujó, ‘te salvaste perra’. A mi hermana y cuñado también los acusaron de ultrajes a la autoridad, pero en la primera audiencia que hubo los dejaron en libertad porque a mi hermana le pusieron que había dado manotazos a un ministerial y mi cuñado que con una navaja los quiso agredir”, narró el comerciante.

El afectado se dijo impotente de continuar con la denuncia debido a que teme represalias en su contra.

“La denuncia simplemente está congelada y no se le da el avance que debe de ser, los licenciados (abogados) como son de la región y todo el tiempo que platicó con ellos hablan con miedo, le tienen miedo al Gobierno y les han dicho varias veces que ahí le dejen. Yo me he mantenido aislado de ellos, no me vayan a hacer un caso de esos donde le siembran a uno cosas”, indicó.

De acuerdo con el parte de los agentes, ellos llegaron a las 10:30 horas del 19 de junio de 2021 a la referida bodega, luego de que fueron alertados de que sujetos armados descargaban cerveza robada de esa bodega sobre la calle Paso Carretas.

No obstante, en los videos, que también posee la Fiscalía de Veracruz, se observa que a las 10:30:34 no se aprecia sobre la calle Paso Carretas ningún tipo de vehículo de carga o camioneta realizando maniobras.

Lo que sí sucede es que llegan al punto en camionetas sin identificación oficial, pero a las 10:51, cuatro sujetos con armas largas y uniformes tácticos.

En seguida someten al guardia de seguridad, quien se tira al piso y después es asegurado por los ministeriales.

Después de las 11:01:55 , los policías recorrieron la bodega y en las imágenes aparece uno de los empleados con el abdomen descubierto y parte de su propia playera cubriéndole el rostro. Esta misma persona es obligada por los ministeriales a subir cervezas a una camioneta de la empresa.

En tanto, en otras cámaras con el horario de 11:03:27 se aprecia que los policías amagan a tres personas en las oficinas administrativas de la bodega, entre ellas la hermana del dueño.

Vídeo: Cortesía de Grupo Reforma

No obstante, en el parte al ministerio público los agentes refieren que a las 11 apenas se trasladaban al lugar y que a las 11:20 hicieron presencia en la bodega.

“Arribamos al lugar y primeramente se observa a dos masculinos que vestían playera gris, pantalón gris y camisa gris, pantalón de mezclilla y tenis negros (…) cajas de cerveza, de una camioneta Ford F550 color blanco con caja seca, la cual estaba estacionada justo en la entrada de una bodega precisamente en la calle Paso Carreta”, indica el informe de los ministeriales.

Sin embargo, en los videos previos al arribo de los agentes no se aprecia ninguna camioneta, excepto en la que ellos llegaron a las 10:51:43.

En la acusación de la Fiscalía, los ministeriales afirmaron que notaron a un tercer sujeto a bordo de una camioneta Chrysler 200 color negro, de la cual descendió un sujeto con un arma de fuego tipo revólver y que gritó a otros dos sujetos que descargaban una camioneta “aguas con la policía”. Todos ellos, dicen los agentes, intentaron darse a la fuga.

Sin embargo, en ese horario no se observa en los videos tal acción y sólo se nota el paso de los elementos armados en la bodega.

En la carpeta de investigación indican que a las 11:24 aseguraron a José Luis Colorado Damián, de 45 años, con un saco color gris, camisa rosa y pantalón de mezclilla, y que en la inspección le encontraron cinco bolsitas plásticas con hierba seca con las características de la mariguana.

En las grabaciones entre las 11:30 y las 11:35 se observa que la persona retenida por los ministeriales es obligada a mover los montacargas de la bodega y subir cuatro tarimas a una camioneta.

Desde ese horario, hasta las 11:55, los efectivos estatales narran en su declaración que proceden a detener a María del Consuelo May González, Fredy González y el aseguramiento de dos vehículos con el apoyo de grúas.

Sin embargo, desde las 11:49 hasta las 11:58, al menos 30 empleados fueron formados en el acceso principal de la bodega tras ser retenidos

“Se procede a realizar el Registro Nacional de Detención, acto seguido, siendo las 12:25 son trasladados (los detenidos) a las oficinas del Semefo para su certificación médica, llegando a las 12:35, iniciando la certificación de Miguel May Nasta hasta las 12:35 horas, terminando a las 12:50 horas, siendo las 12:50 inicia la certificación de Juan Miguel Márquez Camacho, terminando a las 13:05, siendo las 13:05 inicia la certificación de Paul Salvador Jiménez Tinoco, terminando a las 13:35”, establecieron los ministeriales en el Informe Policial Homologado, de acuerdo con la carpeta de investigación 541/2021.

Pero lo que los ministeriales no informaron es que a las 12:41:50, es decir 16 minutos antes de que asentaran el traslado de detenidos, los policías estatales y ministeriales continuaban en la bodega y en ese lapso torturaron a un empleado de nombre Mayami Mayahua con golpes en diversas partes del cuerpo, incluso le colocaron una bolsa de plástico en la cabeza.

Este trabajador sólo reclamó que su dinero se había quedado en la bodega y que a su regreso fue golpeado.

hch

(50 , 1)