Redacción MX Político.- El líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, acusó al PRI y PRD de traicionar a los 22 millones de ciudadanos que apoyaron la alianza Va por México, por haber avalado ayer en el Senado la reforma constitucional que extiende la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta el 2028.

En un comunicado, el dirigente panista advirtió que su partido únicamente hará alianza con aquellas fuerzas políticas “que sí tienen el valor de hacer lo correcto por México, con todos aquellos que se mantengan firmes, que no se venden ni se dejan amedrentar, por un gobierno autoritario”.

“La dirigencia nacional del PRI y la gran mayoría de los legisladores de ese partido, así como dos senadores del PRD, traicionaron la voluntad de 22 millones de mexicanos que votaron por la oposición en 2021”, expuso.

Cortés Mendoza sostuvo que PRI y PRD incumplieron la plataforma legislativa “Va por México”, pues están quebrantando una de las principales causas que daba sentido y origen a la conformación de la coalición opositora.

Y es que la alianza “Va por México” firmó un compromiso y dejó estipulado en el artículo 19 de la plataforma común el compromiso de “restituir la seguridad pública como una función eminentemente civil, lo que implica redefinir la función constitucional de las fuerzas armadas como apoyo subordinado en materia de seguridad pública y proyectar un plan nacional de combate a la inseguridad. Para ello es necesario restablecer plenamente los apoyos presupuestales para la profesionalización y equipamiento de las policías preventivas estatales y, particularmente, municipales”.

Ante esto, Acción Nacional consideró un grave error prorrogar hasta el 2028 la inconstitucionalidad de la “fallida estrategia de seguridad y de la militarización del país”, en lugar de fortalecer una policía nacional de carácter civil y establecer una estrategia integral contra la creciente violencia e inseguridad.

Finalmente lamentó que, en lugar de hacer un cambio en la estrategia para garantizar la paz y la seguridad de las familias mexicanas, el gobierno de López Obrador decidió mantener su política de “abrazos a los criminales y de la militarización”, que ha ocasionado la etapa más violenta del país en lo que va del siglo, con más de 130 mil homicidios en lo que va del sexenio.

jpob

(9 , 1)