EL CASTILLO

Redacción MX Político.- Cuando se tienen reclamos por la existencia de corrupción en las filas gubernamentales y no se actúa, se le pone una capa más a la manta de impunidad con la cual se han venido cubriendo los saqueadores del país, los de antes y los de ahora, lo cual no puede ser desmentido pues están pendientes asuntos como el de Segalmex, los relacionados con las denuncias por manejos oscuros en el “Instituto Chucho el Roto”, el creado para “robarle al pueblo lo robado” y permanecen en total opacidad los costos y gastos de la construcción del Felipe Ángeles y sigue la misma ruta Dos Bocas y ni que decir del Tren Maya, obra de la cual, en la mañanera de ayer, el primer mandatario aceptó apenas se están haciendo los estudios del subsuelo y si se encuentran cenotes se harán desviaciones o se construirán puentes, “segundos pisos”, por lo que seguramente los números se verán disparados, sin contar se carece de información sobre el monto asignado a la reconstrucción de todas la zonas dañadas en las primeras rutas, uno se pregunta ¿se atreve López Obrador a mencionar la corrupción en el mundo, a criticar a la ONU considerando no ha hecho nada por evitar la concentración de ésta?

Según su opinión, surgida ante las fuertes críticas por su obsesión de militarización, la Organización de las Naciones Unidas nada ha hecho por ayudar a más de 800 millones de personas que viven con un dólar diario, “es un aparato burocrático que se está quedando como florero y que cuesta mucho. El colmo es que permitieron que se concentraran las vacunas solo para los países ricos”. Sus expresiones son para desmenuzarse porque si existe ese número de quienes no cuentan con ingresos suficientes para sobrevivir, no es esta organización la culpable, tampoco quien puede intervenir para obligar a los gobiernos de los países en donde se ha generado una población endeble y por desgracia, en el nuestro están quienes no tienen ni siquiera ese único billete verde y la prueba se encuentra en el número extraordinario de migrantes mexicanos rumbo a Estados Unidos. La cifra es ya similar a la de la migración masiva provocada por los célebres “errores de diciembre” con los cuales se marcó el inicio del fatal sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León. Inclusive en los últimos tres meses se han acumulado cinco mil solicitudes de asilo político de connacionales apanicados por la inseguridad existente.

La felicitación a la Comisión Nacional de Derechos Humanos expresada ayer, por “tener una postura distinta que todos estos organismos ante la corrupción que ha imperado en el mundo”, no tiene sustento. Primero porque no existe una declaración al respecto, y segundo porque, de surgir, sería un dictado del primer mandatario quien decidió ocupara una piedra la titularidad de esa dependencia cuya función correcta sería en el presente un arma de defensa efectiva en contra de tantos abusos y omisiones. No conforme y “picando” la costilla herida de EU, ordena la prisión domiciliaria de Miguel Ángel Félix Gallardo y dispone se respeten todos los amparos de Rafael Caro Quintero evitando su extradición. ¿Qué reacción espera? Porque con la fiereza con la cual ha reclamado ese gobierno el envío de Caro Quintero, se refleja no han dado un solo paso atrás en su enojo por la muerte de Enrique Camarena y habrá de verse si el tema no ha formado parte de los “malentendidos”.

Mucho tiempo volvió a ocupar durante la mañanera de ayer en explicar quedaron aclarados los malentendidos con Estados Unidos, asegurando la consulta requerida por EU sobre los temas energéticos de México no fue solicitada por el presidente Biden, sino por los adversarios a su gobierno. “Los conservadores tienen mucho coraje por toda la inversión extranjera que está llegando a México y lo que buscan es que no le vaya bien al pueblo”. Los insultos a la inteligencia se multiplican ¿Biden tiene las manos fuera de las consultas? ¿Tienen tanto poder los adversarios de la 4T como para influir en el gobierno todavía más poderoso del mundo? La llegada ¿de cuales inversiones si solamente hay anuncios, pero ni siquiera fechas de arranque? ¿El objetivo es dañar al pueblo? Esta incansable verborrea está alejándose cada vez más de la cordura, del raciocinio, de la realidad en la cual se desenvuelven los ciudadanos.

Sobre la grave falta cometida al alterar los colores del lábaro patrio, cambiando el blanco y el rojo por el guinda morenista, no se hizo ninguna mención, aún y cuando esta acción tiene marcado 4 años de cárcel para quien la comete. El gobernador nayarita Miguel Ángel Navarro Quintero, no es ningún improvisado, es médico ginecólogo, tiene 72 años, ha sido dos veces diputado federal y senador, saltó del PRI al PRD y después a Morena, resultó candidato abanderado por la coalición formada por el Verde, Nueva Alianza y Morena, por lo tanto ¿Cuál era el objetivo de esta acción? ¿Es suficiente una “disculpa pública a nombre del gobierno del estado, y el mío propio, por haberse trastocado los colores de nuestra enseña nacional”? Si tal delito, porque es un delito, lo hubiese cometido un mandatario del PAN o del PRI ¿sería válida la disculpa y no habría sanción alguna? Es este deleznable evento ¿otro laboratorio de alguna futura intención?

Se atraviesan las fiestas patrias por lo que estas líneas reaparecerán el lunes 19 de este mismo mes. ¡Viva México!

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(16 , 16)