Un incremento del 221% en los reclamos porque la Oficina del Ejecutivo no da la información que le solicitan, reporta el INAI.

Redacción MX Político.- Una puntual información proveniente del órgano autónomo, el INAI (Instituto Nacional de Acceso a la Información, se ha difundido la mañana de este sábado: Durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, las quejas de ciudadanos que solicitaron información a la Presidencia de la República y que no recibieron respuesta se incrementaron en 221 por ciento, en comparación con los últimos tres años del sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), el organismo autónomo encargado de revisar estas quejas, lo anterior se debe principalmente a que la Oficina de la Presidencia de la República se negó a entregar la información solicitada, la reservó o remitió la petición a otras dependencias de la administración.

El Inai recibió 251 quejas entre 2016 y 2018. Mientras, de enero de 2019 al 22 de abril de 2021 la cifra aumentó a 806.

De acuerdo con el Inai, las solicitudes de información también aumentaron, de cuatro mil 43 durante los últimos tres años del sexenio de Enrique Peña Nieto a seis mil 151 en lo que va de la actual administración.

Sin embargo, este incremento en las peticiones, de 52 por ciento, es mucho menor al crecimiento de 221 por ciento en los reclamos de los ciudadanos por la opacidad de la Presidencia.

Para Fernando Nieto Morales, profesor investigador en el Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, una hipótesis que explica este patrón es que “a menor calidad de respuesta, mayor número de quejas”.

“Súmale a eso, además, que en este Gobierno ha habido una dinámica de comunicar ciertas cosas de manera cotidiana que no siempre encuentran respaldo en los archivos gubernamentales.

Me refiero básicamente a las mañaneras del Presidente “, dijo el especialista en corrupción y patologías burocráticas en entrevista Alfredo Meza de Grupo OEM.

En los últimos años de la administración pasada, el número de quejas vino a la baja, al pasar de 101 en 2016 a 63 en 2018. Pero tras el cambio en el Ejecutivo federal se disparó las solicitudes al llegar a 526 en 2019, para descender el año pasado a 200. En los primeros cuatro meses de este año van 80.

Este argumento ha llevado al mandatario mexicano a expresar en reiteradas ocasiones su intención de desaparecer al Inai, tal como lo dijo en su conferencia matutina del pasado 24 de junio.

En otra ocasión, el 8 de enero de 2021, dijo que para garantizar la transparencia en su administración las solicitudes de información se entregarían en 72 horas.

“Fast track, así, rápido, que se esté obligado a en 72 horas entregar la información, que no haya reservas, transparencia completa y que el funcionario que no entregue en tiempo sea sancionado”, respondió López Obrador a la pregunta de cómo los ciudadanos y periodistas podrían acceder a la información si desaparecía el Inai.

Nieto Morales considera que en las condiciones actuales eliminar sin más organismos como el Inai “implicaría renunciar a las pocas salvaguardas institucionales que tenemos un favor de nuestro derecho de acceso a la información y, en cambio, abre la puerta a mayor discrecionalidad y una regresión histórica . El problema radica en que no necesariamente están actualizando los mecanismos (de transparencia), no están respondiendo a las solicitudes y cuando se responde en muchos casos no es satisfactoria la respuesta (…) Cuando se responde esa información o bien está incompleta o se declara inexistente “, dijo el especialista.

hch

(7 , 1)