El responsable directo, coinciden incluso reputados analistas y fuentes cercanas, es el propio líder nacional partidista, Alejandro Moreno Cárdenas, ‘Alito’, para más señas.

Redacción MX Político.- Según los resultados que se empiezan a configurar como definitivos y que se vienen ‘cantando’ desde la aparición de las primeras cifras del PREP del INE, el PRI pierde el registro como partido político en Quintana Roo.

Esto obedece a que no alcanzó ni el 3% de la votación que marca la ley electoral local vigente.

Un hecho inédito para ese partido que fue hegemónico, estafeta que hoy es portada por Morena con 22 de 32 gubernaturas.

Cabe destacar que en la época del actual presidente del PRI, Alejandro Moreno “Alito”, ese partido ha perdido ya 18 gubernaturas. Ayer perdió dos que son emblemáticas para el priísmo como son: Hidalgo y Oaxaca.

Por su parte el PRD, pierde registro en 5 estados, el PVEM en 4 y el PT en 2.

Morena en siete años logra una auténtica hazaña, al encabezar 22 gubernaturas y crece de manera contundente rumbo a la contienda presidencial del 2024, porque dispone de mayor poder regional.

El 6 de junio el país amaneció con una nueva conformación política, con varias entidades vestidas de guinda y con partidos en franca extinción, que tienen presencia en medios de comunicación y pintan por la alianza opositora con el PAN, pero a los que el electorado -definitivamente- les dio la espalda y por eso pierden el registro. El descrédito es un lastre que sigue dañando al PRI y el PAN no lo ve así.

Pero la tragedia priísta en Quintana Roo, a decir de la propia militancia del estado más joven de la República, se empezó a cincelar desde hace tiempo y esto sucedió desde la propia sede de Insurgentes y Violeta (ahora calle L. D. Colosio) en Buenavista, Ciudad de México.

El responsable directo, coinciden incluso reputados analistas y fuentes cercanas, es el propio líder nacional partidista, Alejandro Moreno Cárdenas, ‘Alito’, para más señas.

El pulso recogido por MX Político,de fuentes cercanas a los dirigentes estatales de los partidos de la Alianza Opositora “Va por Quintana Roo”, es que la dirigencia nacional del PRI, personificada por el propio dirigente nacional y exgobernador de Campeche, se negó a cualquier posibilidad de alianza, que no fuera encabezada por la candidata de su partido, Leslie Hendricks Rubio.

Leslie Hendricks Rubio.- Abanderada del PRI en Quintana Roo.

Del mismo modo, se recoge que la muy ‘prometedora’ campaña del abanderado por Movimiento Ciudadano, José Luis Pech, que obtuvo finalmente poco más del 13%, no respondió a la expectativa de la dirigencia de su partido para ir sólo en la contienda… y no en alianza.

Pero veamos los resultados:

María Elena Hermelinda ‘Mara’ Lezama Espinosa, la candidata del Partido Verde, PT, Morena y Fuerza por México, resultó la ganadora de esta elección 2022 para Gobernador (a), con un 56.3%, mientras que el resto de sus compañeros quedaron de la siguiente manera:

  • Laura Lynn Fernandez Piña de “Va por Quintana Roo” con el 16%
  • Jose Luis Pech Varguez de Movimiento Ciudadano con el 13.2%
  • Josué Nivardo Mena Villanueva de Movimiento Auténtico Social con el 7%
  • Leslie Hendricks Rubio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) con el 2.9%

Lo que implica dos cosas: Que ni la sumatoria de todos los candidatos opositores a la candidata ganadora de Morena, ‘Mara’ Lezama, le hubieran podido ganar, pues entre todos obtuvieron el 39% del voto quintanarroense (redondeado), contra el 56.4% aproximado obtenido por la candidata ganadora.

Y la segunda resultante de estos comicios en aquella entidad del sureste, es que no alcanzó el 3% mínimo requerido por la Ley electoral local vigente, la candidata Leslie Hendricks Rubio, aunque podrá seguir participando la franquicia del PRI en los próximos comicios federales.

La importancia de que se hubiera constituido una alianza opositora, era en parte también la obtención de unresultadomás decoroso y digno del historial que como partidos y como personas han tenido a lo largo de sus desempeños en la vida pública de la entidad y del país… y desde luego conformar un bloque más competitivo.

Pero no hubo voluntad o acuerdo en ninguna de las partes. La parte más obstinada según trascendió fue, en este caso, la postura de ‘Alito’ Moreno Cárdenas, líder nacional del PRI al querer impulsar sólo y estrictamente a su ahijada, Leslie Hendricks Rubio, hija de su amigo, compadre y socio, el exgobernador de Quintana Roo, Joaquín Hendricks, con un abundante historial de señalamientos durante su desempeño también.

Así que ‘Alito’ Moreno Cárdenas, podría considerarse como uno de los principales perdedores en el recuento de los daños de esta elección local.

hch

(45 , 14)