Trasciende una supuesta fricción con Colosio, pero las definiciones, aunque inminentes, siguen siendo reservadas en el equipo del dirigente emecista.

Redacción MX Político.- Pues mientras uno de los dos Delgado, Mario, discrimina, fustiga y hasta niega a los de su propia casa, como fue el caso de la reciente ‘negación’ de Emilio Ulloa, su Consejero Nacional, que acudió a Sinaloa a encabezar acto de apoyo a la 4 T por parte del Partido Sinaloense, el mayoritario quizá ya en esa entidad, motivo por el que lo desconoció en cadena nacional a las pocas horas… el otro Delgado, sí, Dante, el que ha pasado por muchos ‘infiernos políticos’ sin perecer ‘achicharrado’ por la ignominia ni por el paso del tiempo a lo largo de sus ‘muchas vidas’, hoy deja abierta la posibilidad de que el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, misteriosamente concentrado en la última quincena a conseguir que haya un vuelo de Qatar Airways desde el AIFA hasta aquel país de la península arábiga para las fechas del mundial… pueda abanderar al Movimiento Ciudadano en la contienda presidencial de 2024.

Raro el viraje, si se parte del hecho de que a fines del 2021, Dante Delgado negaba tajantemente la posibilidad de que Marcelo Ebrard o Ricardo Monreal fueran candidatos de MC a la Presidencia en 2024.

Llegó a decir: “No somos segundo plato de nadie”.

No obstante en los últimos días, se advierte que en privado, en ‘lo corto’ digamos, el líder del partido naranja ya no se muestra tan contundente en su negativa. Últimamente ha dicho que es cuestión de ver los respectivos proyectos. Tal como lo deslizó días atrás en un show televisivo. Por lo menos así lo sugiere en su entrega de este miércoles, el portal neolonés LPO.

Dante Delgado. Ha sobrevivido a varios ‘infiernos políticos’.

Parece una definición vaga pero encierra buena parte de la filosofía de Dante Delgado. La semana pasada en un encuentro mínimo en una sede diplomática, se le preguntó quién sería el candidato de MC.

“No se trata de nombres, sino de proyectos y nosotros vamos a construir un proyecto que va a aglomerar a toda la oposición y así vamos a ganar la Presidencia”, replicó.

Bajo el criterio anterior, LPO deduce que cabría entonces en los planes de Dante, el canciller Ebrard, cuyas acciones para ser candidato de Morena se vienen desplomando desde diciembre, con frases polémicas de Andrés Manuel López Obrador que dejan a su emisario ante el mundo en mala posición, desautorizado y sin consistencia. Sobran ejemplos: carta a europarlamentarios, choques con EU o “pausa” de las relaciones con España.

Esto por no mencionar que ya hace algunos meses las designaciones más rutilantes de la Cancillería pasan más por el gusto de Beatríz Gutiérrez Muller que por el cálculo político de Ebrard.

Ebrard está al tanto de este giro en MC y por eso desde hace semanas refuerza su “campaña internacional”. O sea: fotos alrededor del mundo pautadas en la red Instagram donde aparece con mascotas o con familiares, en un intento por conectar con el electorado más distante a Morena, aquel que es jóven, urbano, con interés por el mundo y más alineado potencialmente con una imagen fresca como MC.

En este plano el canciller tiene dos desafíos. El primero es el interno de MC, especialmente porque Luis Donaldo Colosio está interesado en ser candidato a la Presidencia y tiene buena aceptación. Tal vez su dificultad más acuciante sea la mala relación que tiene con hombres clave del entorno de Dante. Esa es una oportunidad para Ebrard.

El otro terreno a disputar es el de la sociedad con el resto del arco opositor. El PRI no tendría demasiado inconveniente en suscribir la candidatura de MC con Ebrard a la cabeza pero respecto al PAN no es una opción tan transitable. La relación de Dante con Marko Cortés no es mala pero suele ser oscilante.

Aunque en los últimos días, también hay indicios de que la oposición se podría poner de acuerdo, incluyendo en el proyecto al Movimiento Ciudadano. Obsérvese este tuit de ayer martes 05 de abril, del veracruzano Julen Rementería:

Si este camino se consolida queda la duda en el aire sobre cuándo pudiera dejar Ebrard el Gobierno. El canciller tiene un gran dispositvo electoral en marcha, asesores y encuestadores que se dan cita en un domicilio en la Colonia Del Valle, en la CDMX. Pero el presidente también pudiera tenerle reservado un ofrecimiento que no es la presidencia pero que Ebrard no dudaría en aceptar: suceder a Luis Almagro en la conducción de la OEA, en Washington DC.

Así que, quizá empiece pronto otro ‘Infierno’ y no será el de la ‘Divina Comedia’, sino el de Marcelo, al tener que asumir una posición respecto de su cargo: o seguir alineado al partido de Delgado… el capitalino, el ‘excarnal de Marcelo’… esperando señales más claras y favorables… o saltar al vacío a esperar de aquí al 2024, llevando como paracaídas, sólo la posibilidad que le abre ahora, el otro Delgado… el de Veracruz.

hch

(616 , 2)