La relación con el senador tiene un pasado tortuoso. Dante cree que perdió una chance histórica. Los cálculos de Monreal.

Redacción MX Político.- Se tejen numerosas hipótesis ya sobre el futuro del senador Ricardo Monreal Ávila, actual aspirante a la nominación morenista para encabezar la candidatura presidencial, representando al partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)

Según el análisis del portal especializado LPO, a estas alturas del inminente proceso de elección, el zacatecano Ricardo Monreal tenía un plan B que no utilizó…“Un cartucho que no quemó”.

Ciertamente los líderes de la oposición en el Senado esperaban que el coordinador de Morena rompiera en el inicio de esta legislatura, cuando se votó al nuevo Presidente de la Mesa Directiva.

Ese lugar estaba reservado para Monreal, pero finalmente recayó en el también monrealista y morenista Alejandro Armenta.

Y aunque la historia ya fue relatada en diferentes columnas y medios nacionales, la información derivada sigue causando suspicacia e interés.

Ha trascendido, por dichos del propio Dante Delgado en los pasillos del Senado, que el veracruzano y dirigente del Movimiento Ciudadano (MC), ha reprochado al senador Ricardo Monreal el hecho de no haber roto su relación con la 4 T cuando se dio el cambio de la presidencia de la Cámara, pues argumenta que no solo se hubiera quedado con la Mesa Directiva sino que pudo haber arrastrado hacia la oposición a un conglomerado de entre doce y quince senadores morenistas al bloque opositor. “Y ahora no estaríamos a la defensiva con el tema de la Guardia Nacional”, asegura el también exgobernador de Veracruz.

No obstante Monreal sostiene que “Los Puros” de Morena, quieren forzar su ruptura antes de tiempo, porque beneficiarían a la precandidata Claudia Sheinbaum.

Esta ruptura “tempranera”, les daría tiempo a la también llamada “ala radical” de Morena para recomponerse. Les daría a ellos un tiempo muy valioso para procesar la fractura en el “oficialismo”.

La lógica del zacatecano se inscirbe en la idea de que “la fractura dolería más si ocurriera en pleno auge del destape de Sheinbaum”, si esto último se confirmara. “Yo elijo cuando romper, no me lo van a imponer. No les voy a dar ese gusto”, se le ha escuchado afirmaer enfático al exjefe delegacional en Cuauhtémoc, Distrito Federal.

Por lo pronto, Monreal sigue conversando con su amigo Dante Delgado, quien ya lo “fildea” para “cacharlo” en un eventual salto a su partido, MC.

Aunque no está claro si para una eventual candidatura en la Ciudad o para la Presidencia. Monreal niega que tenga interés en pelear la CDMX. “Aunque si toda la oposición se uniera…”, sugiere uno de los senadores que más lo frecuentan.

Y en ese tenor, es enel que aparecen los Claudio X -padre e hijo- enemigos íntimos de Monreal.

Ha trascendido –y el portal LPO lo difunde – que los empresarios buscan ahora un acercamiento con el senador para evaluar una posible tregua que le ponga luz a un posible acuerdo opositor.

Cabe recordar que ‘Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad’ (MCCI) publicó varias investigaciones contra Monreal previo a la elección de 2018. El entonces jefe delegacional respondió con una investigación propia, que apuntaba contra el financiamiento de la ONG. ¿Significa que hiceron las “paces”?, sugiere el portal especializado para finalizar.

O bien… será que Ricardo Monreal en los últimos días, ha crecido en los números que traen ahora los González, “enemigos favoritos” del oficialismo?

hch

(51 , 1)