Redacción Oaxaca Político / El Universal.- En los últimos minutos de este domingo, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) emitió una ficha de búsqueda y localizaron para dar con el paradero de Juan Antonio Vera Hernández, hijo del ex legislador priista y empresario gasolinero, Juan Vera Carrizal, en la que se ofrece una recompensa de un millón de pesos a cambio de información sobre su paradero.

En la ficha se precisa que es buscado por su presunta responsabilidad en el delito de tentativa de feminicidio contra la saxofonista, María Elena Ríos Ortiz.

2465cfc5-8d7f-4397-90c9-7689d387ae04.jpeg

Vera Hernández, es hijo de Vera Carrizal, preso por presuntamente ordenar el ataque  con ácido contra la joven mixteca. Según la investigación, para ello contrató a dos trabajadores de la construcción y el trato fue mediado por su hijo, quien cuenta con una orden de aprehensión desde hace más de un año.

Apenas el miércoles pasado, María Elena exigió a través de las redes sociales a la FGEO y al gobierno de Oaxaca que se aprehenda al último de los presuntos responsables, quien sigue libre y a quien, incluso, ella misma ha visto en las calles, según denunció al exfiscal oaxaqueño, Rubén Vasconcelos, pero éste no atendió el llamado.

“Todos los días al despertar, lo primero que hago es revisar mi celular, esperando ver un mensaje o llamada perdida de @PeimbertArturo informando la captura del 5to agresor del #intentodefeminicidio del que fui víctima.  #ElJuniorsiguelibre y el fiscal pule la impunidad en Oaxaca”, escribió la música mixteca en su cuenta de Twitter.

Esta noche la joven saxofonista lamentó a través de EL UNIVERSAL que Vera Hernández continúe libre y recordó que luego que Vera Carrizal se entregara voluntariamente a la justicia, el 6 de abril de 2020, se rumoreaba un supuesto trato para dejar en libertad a su hijo.

Sin embargo, María Elena confió en que las gestiones de la Fiscalía logren la detención del hombre sobre quien pesa la quinta orden de aprehensión liberada tras el ataque que sufrió.

“No puedo creer cómo un organismo de inteligencia no puede detenerlo”, declaró a este medio.

GPP

(39 , 2)