Redacción Oaxaca Político / eluniversal.- En los dos últimos meses, los miles de migrantes que han acudido a San Pedro Tapanatepec por sus permisos de libre tránsito por parte de las autoridades migratorias, han dejado una derrama de poco más de 50 millones de pesos en el comercio y servicios de esa población ubicada en la zona oriente del Istmo de Tehuantepec.

El presidente municipal de Tapanatepec, Humberto Parrazales, explicó que el fenómeno migratorio que se resiente en esa población con la llegada de unos 50 mil migrantes procedentes de unos 10 países, desde finales del pasado mes de julio, comenzó a fortalecer la economía local.

Por la mañana de este martes, el edil morenista rechazó versiones que en forma anónima circularon en redes sociales, en las que fue acusado de favorecerse de lucrar con los migrantes al cobrar permisos de todo tipo, como para vender alimentos, rentar viviendas, vender boletos de viajes a la frontera norte y expender bebidas embriagantes.

“Este fenómeno fue un mandato federal y decidimos enfrentarlo para mejorar la economía local que en estos meses son muy difíciles para las familias. En estos días que el módulo migratorio ha laborado, en nuestro pueblo la derrama económica ha sido de casi 50 millones de pesos, por la venta de comida, boletos, insumos básicos, hospedaje, medicinas y ropa”, explicó.

El gobierno municipal, aclaró, no ha cobrado ni un solo peso a las vendedoras de alimentos, ni los mototaxistas y taxistas que prestan el servicio de transporte del campamento a la población, el único pago establecido fue el de las licencias de funcionamiento de las líneas de autobuses que de manera especial ofrecen sus servicios directos a la frontera norte.

A partir de que las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), determinaron que en San Pedro Tapanatepec se entreguen los permisos de libre tránsito por México, como se hacía antes en Tapachula, Chiapas, más de 30 autobuses llegan y salen todos los días de Tapanatepec, con destino a las ciudades fronterizas del norte del país, señaló Humberto Parrazales.

En su evaluación sobre el impacto migratorio en San Pedro Tapanatepec, el alcalde Parrazales pidió el apoyo de la población. “No puedo solo”, expresó al detallar que se ha incrementado el consumo de agua. Donde antes se bañaba una familia de tres, ahora se bañan 10 y aumentó la generación de desechos. “No sabemos cuánto tiempo dure esta bonanza económica”, comentó.

GPP

(16 , 1)