Lucio Gopar             

Felipe Validvieso Vega, especialista en gobiernos y sociedad civil, dice que la planeación municipal es una de las características principales de un buen gobierno. “Planear permite tomar mejores decisiones, con más información y de manera organizada. También permite que los recursos sean mejor administrados, previene los riesgos, evita los gastos innecesarios y da claridad del momento en que se realizarán las acciones”. Por supuesto que se considera un rubro para gastos imprevistos, para que todo tenga un lugar en donde pueda acceder. 

El Plan tiene por objeto garantizar que la administración pública municipal desarrolle sus funciones optimizando los recursos disponibles, que garanticen el máximo de resultados y la calidad de los mismos. Asimismo, sirve como apoyo en los procesos de planeación, presupuestación, seguimiento, control y evaluación de resultados de la inversión pública municipal, promoviendo la asignación de recursos a programas prioritarios que busquen mejorar el nivel de vida de la población, fomentando el cumplimiento de objetivos y el logro de resultados con mayor eficacia.

La formulación del Plan Municipal de Desarrollo, debe contener una visión de largo plazo para el municipio, a fin de que, a partir de ella, se puedan trazar las rutas estratégicas para alcanzar un escenario deseado, bajo un marco institucional y democrático.

El Plan Municipal de Desarrollo deberá ser producto de un proceso de planeación institucional, en el cual convergen diferentes actividades de análisis con amplio rigor metodológico y ejercicios de participación ciudadana, para la integración de planteamientos y propuestas de diversa índole. En este contexto y bajo el principio de la planeación democrática, se habrá de convocar a las instituciones públicas del gobierno municipal, organismos públicos, instituciones educativas, organizaciones ciudadanas y empresariales, así como a la ciudadanía en general, a participar en los trabajos de la formulación del Plan Municipal de Desarrollo. 

En el siguiente nivel y en concordancia al Plan Nacional de Desarrollo, se encuentra el Plan Estatal de Desarrollo y los programas regionales que de él derivan, mismos que centran sus esfuerzos en atender las necesidades específicas de la entidad federativa; y en armonía a estos, están los Planes Municipales de Desarrollo que marcan las directrices de la planeación del desarrollo al nivel local, los cuales adquieren una dimensión aún más específica con base en las necesidades particulares de los municipios y las regiones. 

El Plan Municipal de Desarrollo además de plasmar la visión de gobierno municipal y establecer un plan de acción específico, a través de los objetivos, estrategias y líneas de acción, también contribuye al desarrollo en las regiones y a su vez, al desarrollo del estado. En este sentido es importante generar esfuerzos conjuntos y alineados a lo plasmado en el Plan Estatal de Desarrollo, el cual está alineado al Plan Nacional de Desarrollo. Asimismo, de acuerdo con la Ley Orgánica Municipal y con la intención de poder orientar esfuerzos a la consecución de objetivos comunes, es importante hacer una correcta identificación de contribución y alineación a las prioridades definidas en la estructura del Plan Estatal de Desarrollo, lo cual podrá orientar a los Ayuntamientos en la definición de sus prioridades. 

El especialista Maestro Felipe Valdivieso Vega nos comenta que es muy importante tanto para las administraciones municipales en curso, como para las que iniciarán en 2022 una aplicación de Planeación Municipal, para que funcionen de una mejor manera, ya que todos debemos de profesionalizarnos y ser más eficientes, la ciudadanía se lo merece.

(11 , 11)