Redacción Oaxaca Político / El Universal.- El autoproclamado Gobernador Indígena y Afro del Consejo Nacional de Pueblos Originarios, Comunidades Indígenas y Afros de México (CNPOCIA), José Luis García Zárate, anunció que respaldan la propuesta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que la selva de los Chimalapas se convierta en zonas de reserva federal.

Acompañado de los “Jefes Supremos” de Santa María Chimalapa y San Miguel Chimalapa, Conrado López Antonio e Ildefonso Domínguez Reyes, respectivamente, el auto llamado “Gobernador Indígena”, señaló que pedirán al gobierno federal los detalles de la propuesta anunciada por AMLO a mediados de julio pasado, para socializarla con los pobladores zoques de ambos municipios oaxaqueños.

Dicha propuesta fue expresada por el Presidente como una alternativa de solución a la ejecución de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que a fines de 2021 que ratificó que 162 mil hectáreas de selvas y bosques que habían sido invadidas por ejidatarios chiapanecos, forman parte del territorio oaxaqueño.

Además, otorgó dos años a las legislaturas de ambas entidades para que establezcan las condiciones de convivencia entre las poblaciones involucradas en dicha resolución.

En conferencia de prensa realizada en esta ciudad zapoteca del Istmo de Tehuantepec, el profesor exdirigente de las secciones sindicales 22 y 59, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) explicó que apoyan la propuesta de AMLO para que se acaben los conflictos entre chiapanecos y oaxaqueños y los habitantes de la zona cuenten con empleos e ingresos.

Tras conocer la existencia y postura del referido Consejo Nacional Indígena, así como las figuras de Gobernador Indígena y jefes supremos, el coordinador regional del Comité Nacional para la Defensa de los Chimalapas, Miguel Ángel García Aguirre, no dudó en señalar que “son instancias paleras de la 4T”, que sin rubor alguno copia los moldes del periodo echeverrista.

“Durante el echeverrismo nacieron esas figuras, sobre todo en la Confederación Nacional Campesina (CNC), que durante años suplantaron la organización de las comunidades indígenas y todo parece indicar que con la finalidad de imponer sus caprichos, la 4T no duda en revivir esas formas impostoras ante el rechazo de los pueblos zoques al despropósito presidencial”.

García Aguirre recordó que una semana después que López Obrador  lanzó la propuesta en una mañanera, acudió a Santa María Chimalapa el titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONAMP), Adán Peña Fuentes, quien durante los días del 20 al 22 de julio intentó convencer a los pobladores de las bondades crear una reserva de la biósfera en la selva de los Chimalapas.

Los habitantes zoques de Santa María le dijeron al funcionario federal que su exigencia se centra en tres puntos: cumplimiento irrestricto a la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)], solución agraria por la presencia de 20 ejidos en tierras de Oaxaca y desalojo de 124 ranchos ganaderos de origen chiapaneco. Rechazaron la propuesta de área natural del Presidente.

“En las comunidades chimalapas no existe la figura de jefes supremos, está la asamblea como máxima autoridad, existe la figura del comisariado y del Consejo Comunal que apoya a los representantes comunales, pero jefes supremos no. Son figuras que quieren revivir el pasado, como el del echeverrismo, con el que la 4T se identifica plenamente”, señaló García Aguirre.

GPP

(63 , 2)