Redacción Oaxaca Político / diariomarca.- Esté miércoles un grupo de campesinos zapotecas de las unidades de riego y de pozos de la Noria de San Jerónimo Tlacochahuaya, exigen que se les devuelva el subsidio de la energía eléctrica y piden prórroga para realizar los trámites legales, de lo contrario anunciaron una serie de movilizaciones hasta que sean escuchados por las autoridades federales.

Señalaron que es indignante que la Federación aplique incentivos fiscales y facilidades de todo tipo a las grandes empresas, mientras que a los agricultores los tratan como ciudadanos de cuarta o quinta clase.

Precisaron que los limitan en el acceso a conservar una concesión de agua, a la par de que dijeron que el retiro del subsidio a la energía eléctrica para el riego los colocó en una situación insostenible, por lo cual iniciaron con un proceso organizativo a fin de comenzar con acciones de resistencia para evitar que caigan en una crisis que provoque que dejen de producir sus productos.

Expresaron que el Gobierno Federal al matar el campo oaxaqueño, en específico, en los Valles Centrales, está cometiendo un crimen imperdonable y daña el patrimonio cultural de la humanidad, por lo que le pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador, cumpla su palabra de apoyar a las y los campesinos.

«Nosotros sembramos el endémico chile de agua, los ingredientes con que se preparan las tlayudas como son el chepiche, la lechuga, el rábano, los guajes, la col, el pastor, jitomate; sembramos la hierba de conejo. Producimos el queso y el quesillo, el frijol y las diferentes hierbas que le dan el sabor característico de Oaxaca, como las guías de calabaza, también el maíz con lo que se elabora la tlayuda, obtenemos el ajo y la cebolla, aportamos con ello a la vida cultural y culinaria de Oaxaca», refirieron las y los agricultores.

GPP

(42 , 42)