Redacción Oaxaca Político / El Imparcial de Oaxaca.- Por sus aportaciones a la población o el trabajo realizado en vida y que desde sus trincheras propició beneficios para el municipio, el cabildo de Oaxaca de Juárez reconoció a cerca de una veintena de activistas, defensoras de los derechos de las mujeres, organizaciones, académicos, políticos y periodista como parte de su aniversario 490 de la elevación a rango de ciudad.

Fue en la sesión solemne de cabildo, en el Teatro Macedonio Alcalá, en donde este 25 de abril se entregaron las distinciones. En un municipio que como otros 39 del estado tiene una declaratoria de Alerta de Violencia de Género, el clamor de justicia llegó al centenario recinto tras los reconocimientos a la radialista Patricia Norma Esperanza Jiménez y la defensora Yésica Sánchez Maya.

Aun con concejales ausentes como el de Medio Ambiente, Jesús Joaquín Galguera Gómez, y de Sanida, Pablo Alberto Ramírez Puga Domínguez, la sesión solemne tuvo entre sus invitados especiales a representantes de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial del estado. Así como de las fuerzas militares.

El Banco de Alimentos de Oaxaca fue reconocido por sus servicios a la ciudad

Las distinciones

Con la distinción de oaxaqueño inolvidable, el recién fallecido luchador y académico Gustavo Esteva abrió la lista de personas, asociaciones, autoridades y demás galardonados. El reconocimiento al fundador de la Universidad de la Tierra, columnista y autor de más de 40 libros fue recibido por Wendy Juárez y Mauricio del Villar.

Como oaxaqueño inolvidable fue también distinguido el fallecido arquitecto y activista José Márquez Pérez, quien fuera presidente del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Natural y Cultural del Estado de Oaxaca (Pro-Oax) fundado en 1993 por el también fallecido artista Francisco Toledo. La distinción a Márquez, que fue fundador de partidos políticos y organizaciones, la recibió su hija Dalet Márquez Cordero.

Como Ciudadana de Antequera recibieron el galardón Margarita Islas López, presidenta de la Unión de Empresarios de Oaxaca, y Rosario Serrano Villalobos, por su labor en la defensa de los derechos de las mujeres e impulsora de la asociación civil Mujer y de la Casa de la Mujer Rosario Castellanos.

El diploma al mérito a instituciones, entes que sobresalen por sus aportaciones o servicios a la ciudad de Oaxaca, se entregó al Banco de Alimentos de Oaxaca, organización civil de 23 años de existencia y vinculada al Banco de Alimentos del país. El trabajo fue reconocido por haberse mantenido en la pandemia y con ello incidir en la seguridad alimentaria.

También fue reconocido con este mérito el comisariado ejidal de la agencia Donají por su esfuerzo en la conservación del Ejido Donají. Esto al ser el principal guardián del parque Benito Juárez, a su vez pulmón de la ciudad. Recibieron el galardón por parte del comisariado los ciudadanos Manuel Arango Luría y Juan Pedro Ramírez.

El Espacio Encuentro de las Culturas Originarias también obtuvo este galardón.

Como visitantes distinguidos fueron galardonados Cruz Pérez Cuéllar, presidente municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, y María Anita Chamorro Badillo, presidenta municipal de Yauhquemehcan, Tlaxcala.

Patrick Burt, alcalde de Palo Alto, California, también estaba contemplado en esta categoría según el acuerdo de la pasada sesión de cabildo. Sin embargo, su distinción no fue citada en la sesión solemne.

El reconocimiento al mérito profesional fue para Sebastián Van Doesburg, investigador del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma y que se ha desempeñado como coordinador de la Biblioteca Burgoa e investigador del Centro INAH Oaxaca.

La periodista Citlali Luciana López Velázquez, especializada en temas de género y feminismo, también obtuvo este reconocimiento al mérito profesional. Asimismo, la radialista Patricia Norma Esperanza Jiménez, quien exclamó “¡Vivas nos queremos!” tras recibir el galardón. Amisaday Santana Ramos, profesora investigadora de la UABJO, estuvo también en esta distinción.

Como ellas, Yésica Sanchez Maya, defensora de derechos humanos y feminista, obtuvo el galardón y, al igual que Jiménez, exclamó por justicia para las mujeres. “¡Vivas se las llevaron!” “¡Vivas las queremos!” resonó en el centenario teatro.

La distinción por el mérito profesional fue otorgada también a Salvador Anda Fonseca.

Por su labor en el sofocamiento del incendio del pasado viernes en el Centro Histórico de la ciudad, el cabildo reconoció la labor de los ciudadanos Francisco Javier Landa Islas y Leonel Sosa, y del policía vial Antonio García Bautista.

Como ciudadana distinguida y con la medalla Donají culminó la entrega de distinciones. Esta última para Nelly Martínez Echartea, coordinadora estatal del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos.

GPP

(72 , 14)