Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- La falta de industria, poca recuperación económica y escasa política económica son algunos de los problemas que Oaxaca siempre ha enfrentado, por lo que las decisiones económicas por el conflicto entre Rusia y Ucrania no le afectarían tanto, afirmó el analista económico, Miguel Ángel Hernández Cruz.

Señaló que Oaxaca se vería afectado en la inflación y el aumento de precios de productos como la gasolina; no obstante, el impacto no sería el similar a los estados de El Bajío y norte del país que producen cerveza u otros productos que se exportan.

“Hay que visualizar los problemas que tiene Oaxaca porque el hecho que el conflicto entre Rusia y Ucrania no impactará al estado, no es algo porque sea una potencia, sino que somos una economía bastante mala”, aseguró.

El economista mencionó que este conflicto aunque es un problema para todo el mundo, las afectaciones principalmente al estado no será tan malo, como es en el caso del maíz, ya que Oaxaca es autosustentable de ese cereal, aunque no lo suficiente para generar ingresos.

Afirmó que esto se debe a que las políticas económicas que la autoridad estatal ha trazado no son suficientes para impulsar la productividad y competitividad del sector, y aunque hay muchas prioridades, se deberían enfocar en el sector alimentario.

“Las políticas que se han aplicado en Oaxaca tienen cierta visión, pero no son las más adecuadas, no hay política industrial clara; hay mucho qué hacer, pero no se está ateniendo eso, las actividades económicas se caracterizan por las grandes empresas, pero en el estado destacan las microempresas”, lamentó.

Afectaciones que sí habrá

Hernández Cruz recordó que aunque México es un país productor de petróleo, no produce gas natural, por lo que se verá afectado, ya que éste producto se obtiene de Rusia, además de también se importa al país maíz amarillo, trigo, cebada y aluminio.

“Hay que visualizar los problemas que tiene Oaxaca porque el hecho que el conflicto entre Rusia y Ucrania no impactará al estado, no es algo porque sea una potencia, sino que somos una economía bastante mala”.

Miguel Ángel Hernández Cruz, Analista económico

GPP

(17 , 1)