Redacción Oaxaca Político /. NVI Noticias.- La Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca entregó una primera donación de cuatro toneladas de víveres a Santa María Ozolotepec y San Juan Ozolotepec, para auxiliar a los damnificados que dejó el paso del huracán Agatha en esas municipalidades de la Sierra Sur.

El coordinador del Programa de la Proyección Social de la Fe y sus Dimensiones Diocesanas de la jurisdicción eclesial, el sacerdote Lionel Cárdenas Ruiz informó que las provisiones fueron aportados por la institución de asistencia social de la Iglesia Católica, Cáritas Mexicana y por los fieles laicos de la mayoría de las 114 parroquias de la Arquidiócesis de Oaxaca-Antequera.

“De Cáritas Mexicana, hubo una importante aportación”, asentó.

Detalló que la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca dispuso dos toneladas de víveres para cada una de las municipalidades con despensas integradas con arroz, frijol, azúcar, harina de maíz, pastas para sopa, puré de tomate, chiles en vinagre y galletas.

Además, precisó que también entregó ropa, medicamentos, cloro, jabón detergente, jabón de baño, pasta dental y papel sanitario, entre otros productos.

Observó que el envío de las cuatro toneladas de víveres fue coordinado por la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca con las parroquias y las autoridades municipales de Santa María Ozolotepec y San Juan Ozolotepec.

De hecho, mencionó que las autoridades municipales proporcionaron los vehículos para el traslado de los víveres a sus comunidades.

“Fue un gran trabajo de articulación”, asentó.

Destacó que el suministro de alimentos constituye una respuesta inmediata de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca en momento de emergencia, aunque no es una solución definitiva a las carencias de las comunidades de la Sierra Sur.

“Siempre actúa así la Iglesia Católica en contingencias originadas por sismos y fenómenos meteorológicos”, afirmó.

El presbítero dijo que la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca espera remitir una segunda donación a los damnificados en los próximos días, pero eso dependerá de la ayuda ofrecida por los fieles laicos en el centro de acopio instalado en la Parroquia de San Isidro Labrador, localizada en la agencia de Policía Candiani, Oaxaca de Juárez.

“Agradezco su ayuda a pesar de nuestras limitaciones económicas. Pido su oración para todas las familias que están seriamente afectadas. Seamos signos vivos de ayuda a nuestros hermanos y hermanas que en estos momentos están pasando por momentos difíciles”.

Pedro Vázquez Villalobos, Arzobispo de Oaxaca

GPP

(11 , 1)