Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- De los 3 mil 500 millones de pesos que el Congreso autorizó contratar de deuda pública para la ejecución de obra en la entidad, aún faltan por aplicar mil millones de pesos que están destinados a los 10 proyectos más importantes de la presente administración y que transformarán la entidad, como el Libramiento Sur, el Centro Cultural, el Centro de Congresos de Huatulco y el Centro Gastronómico de la Ciudad de Oaxaca, mismos que se concluirán a más tardar en septiembre del 2022, afirmó el secretario de Finanzas, Vicente Mendoza Téllez Girón.

Explicó que, del monto total del empréstito, hasta la fecha se han autorizado 2 mil 348 millones de pesos, de los cuales mil 900 millones ya se aplican en obras y el resto, 400 millones de pesos, iniciarán los trabajos en las siguientes semanas.

El funcionario estatal destacó que la presente administración no dejará obras inconclusas o abandonadas, “por eso está previsto que todas las obras se concluyan en el mes de septiembre del próximo año, porque la administración termina en noviembre y es menester que 90 días antes todo esté concluido y cerrado”.

“Oaxaca tiene solvencia financiera” 

Después de participar en una reunión con el gobernador del estado Alejandro Murat Hinojosa, diputados de la 64 Legislatura del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y los titulares de las dependencias ejecutoras de las obras a realizar con los recursos del empréstito para informarles sobre la evolución del financiamiento público, aseguró que no se harán desembolsos parciales o insuficientes que se traduzcan en obras abandonadas, que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público vigila la deuda y que todas las obras ha cumplido con los procedimientos establecidos en las normas para su asignación

“Aprovechamos esta reunión para informar que esta administración no dejará deudas bancarias a corto plazo. La administración anterior nos heredó cerca de 4 mil 65 millones de pesos de adeudos a proveedores, que después se tradujeron en deuda bancaria de corto plazo y por primera vez, después de un esfuerzo de reordenamiento financiero, el saldo es cero al mes de junio del presente año; por lo que se entregará una administración con dinero en caja, con saldos favorables, sin una carga financiera atingente a la próxima administración”.

Téllez Girón añadió que también se reestructuró la deuda bancaria a largo plazo que liberó mil 200 millones de pesos a la actual administración de futuros pagos, y se liquidó el PPS de la Ciudad Judicial lo que ahorró 900 millones de pesos en pagos futuros, pero además ya no se contratará deuda bancaria a corto plazo, “por lo que Oaxaca tiene solvencia financiera”.

Subrayó que los 3 mil 500 millones nunca han estado en las arcas de la Secretaría de Finanzas o de cualquier otra institución, porque conforme se van autorizando los proyectos por el comité de seguimiento, instalado por decreto del Poder Ejecutivo, Banobras o el banco Santander hace el desembolso y no es hasta que el proyecto está listo para iniciar la obra que se dispone del recurso, ya que de otra manera el dinero estaría ocioso en las instituciones bancarias que ganaron los contratos de los créditos.

Reconoció la visión del Congreso para autorizar la contratación de deuda pública que le propusieron, “porque de no haber sido por este crédito de 3 mil 500 millones de pesos también los efectos de la pandemia se hubieran podido sentir de mayor manera en la entidad; estos recursos sirvieron contracíclicamente para generar empleo donde no lo hubiera habido, generar actividad económica donde no hubiera existido y, de alguna manera, amortiguar el deterioro social que la pandemia tuvo por la pérdida de empleos, el cierre de empresas y comercios, porque esto ha servido para ir apaciguando un poco lo que sucedió con el COVID-19”.

GPP

(48 , 1)