Redacción Oaxaca Político / El Imparcial de Oaxaca.- Al menos 38 despachos de cobranza operan en Oaxaca, quienes utilizan desde llamadas telefónicas de 7 de la mañana a 10 de la noche, hasta visitas domiciliarias a los deudores.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dichas empresas no pueden utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas.

Tampoco pueden utilizar números de teléfono que aparezcan en el identificador de llamadas como “confidencial”, “oculto”, “privado” o con cualquier otra expresión o denominación semejante que imposibilite su identificación, así como utilizar números distintos a los registrados en el registro de la Condusef.

Según la Comisión, los gestores de cobranza tampoco pueden amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda.

Asimismo deben evitar realizar gestiones de cobro a terceros, incluidas las referencias personales y beneficiarios, con excepción de deudores solidarios o avales.

Y mucho menos pueden enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales u ostentarse como representantes de algún órgano jurisdiccional o autoridad, además de establecer registros especiales, distintos a los ya existentes, listas negras, cartelones, o anuncios, que hagan del conocimiento del público la negativa de pago de los deudores.

Los despachos tampoco podrán recibir por cualquier medio y de manera directa el pago del adeudo, realizar las gestiones de cobro, negociación o reestructuración con menores de edad o adultos mayores, salvo que en el último supuesto se trate de los deudores.

La Condusef expone que no pueden realizar las gestiones de cobro, negociación o reestructuración, de los créditos, préstamos o financiamientos, en un domicilio, teléfono o correo electrónico distinto al proporcionado por la entidad financiera o el deudor, obligado solidario o aval.

La ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros advierte que las entidades supervisarán constantemente las actividades realizadas por sus despachos de cobranza, así como también el estado de los reclamos presentados, permitiéndole al cliente dar seguimiento a los mismos.

Y en el ámbito de sus competencias, tanto la Condusef como la Procuraduría Federal del Consumidor, podrán emitir disposiciones de carácter general en materia de despachos de cobranza.

GPP

(84 , 1)