Redacción MX Político.- Con un gran abrazo en el escenario, Yansi Méndez, Luis Galaviz y Luis Ortega celebraron el otorgamiento del Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga 2021 por su obra 20:21.

Este certamen, el cual se organiza en colaboración entre la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), organismo desconcentrado de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, tuvo como sede la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, en donde se presentaron las seis coreografías finalistas la noche del sábado 13 de noviembre.

Luego de la ceremonia de premiación, la directora general del INBAL, Lucina Jiménez, reconoció la labor de las compañías de danza y a sus integrantes por mantener viva la creación, a pesar de todas las circunstancias que nos han rodeado. La COVID-19 “nos sorprendió, haciendo que la vida cambiara radicalmente, poniendo en tensión la relación tiempo-espacio y la implicación de los cuerpos en la vida cotidiana. Es por ello que retomar este premio tiene especial significado en momentos como los actuales en los que estamos aprendiendo a reconstruirnos”.

Asimismo, agradeció a Yissel Arce Padrón, coordinadora general de Difusión, el compromiso de la Universidad Autónoma Metropolitana con el Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga, Concurso de Creación Coreográfica Contemporánea INBAL-UAM, el cual cumple 39 años, por su aporte y por su flexibilidad para afrontar de manera conjunta el destino de este premio durante la contingencia sanitaria.  Así como a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México por sumar al Teatro de la Ciudad al encuentro, en donde se realizaron las eliminatorias del concurso.

Al afirmar que la danza es signo de vida, de energía, de reflexión crítica, de encuentro, de esperanza, dijo que “la pandemia, todavía no del todo superada,  nos obliga a repensarnos y a descifrarnos de otra manera, a hacer ejercicios de memoria y a aprovechar todos nuestros espacios de forma generosa, inteligente, sensible. Por supuesto, a repensar el ecosistema artístico como lo haremos en el próximo Encuentro Nacional de Danza. Pero no podremos hacerlo si no hacemos de nuestra memoria algo vigente”.

Recordando a Guillermo Arriaga Fernández, de quien este premio lleva el nombre, refirió que es fundamental “porque supo responder a su tiempo desde la coreografía, la composición y la interpretación. Y rememoró a la reconocida bailarina y coreógrafa Guillermina Bravo, quien estaría cumpliendo 101 años, quien “nos contagia de su energía, su generosidad, su profundidad.

“Si este premio contribuye a difundir y visibilizar la creación coreográfica contemporánea de México, a generar reflexiones en torno a la actualidad de esta disciplina en nuestro país, habrá cumplido su cometido”, afirmó la titular del INBAL al agradecer al jurado, conformado por la maestra Cecilia Lugo, y a los maestros Serafín Aponte y Shanti Vera, por su profesionalismo y respeto para las 54 coreografías que se presentaron en esta edición, 21 de ellas procedentes de los estados.

El acto de entrega de reconocimientos fue presidido además por la coordinadora general de Difusión de la UAM, Yissel Arce Padrón; la secretaria de Cultura del Gobierno de la Ciudad de México, Vanessa Bohórquez López; la subdirectora general de Bellas Artes, Laura Ramírez Rasgado, y la coordinadora nacional de Danza, Nina Serratos Zavala, quienes dialogaron en torno al fortalecimiento del premio rumbo a su 40 edición el próximo año. 

La coreógrafa Yansi Méndez -quien también se llevó el reconocimiento a Mejor Intérprete Femenino- se mostró agradecida de regresar al escenario después de tiempos tan complejos: “Me siento honrada y emocionada de recibir este premio, el cual es consecuente con todo el trabajo realizado en mi vida artística”.

Por su parte, Luis Ortega se dijo conmovido, ya que el reconocimiento lo reconforta después de un largo periodo de confinamiento. Asimismo, agradeció haber protagonizado la contienda con colegas de gran talento y profesionalismo: “Es un premio que compartimos con los artistas que estuvimos esta noche en el escenario del Palacio. Estoy realmente muy emocionado”.

20:21 es una obra que, detonada a partir del juego numérico en el que se contiene el año 20 y 21, resume la temporalidad de la obra en tiempo real. Plantea la causa y efecto de la incubación y el encierro de la contingencia sanitaria, provocando otro plano de consciencia y existencia; una incesante necesidad de mirarnos hacia adentro. 

En tanto, Luis Galaviz señaló: “Siempre hemos creado sin pretensiones, desde la humildad, pero con una fuerte carga emotiva. Partir del ser y de las emociones”.

Por lo que se refiere a los demás reconocimientos, en la categoría de Mejor Intérprete Masculino el ganador fue Jairo Cruz González por la pieza Ciudades invisibles, y en la categoría de Mejor Intérprete Femenina la ganadora fue Yansi Méndez por 20:21.

En la categoría de Iluminación el ganador fue Aarón Mariscales Delgadillo por la obra 20:21; recibirá 25 mil pesos y un reconocimiento. Y el ganador a Mejor música original fue Galo González Alvarado por la obra Índigo; se hará acreedor también a 25 mil pesos y un reconocimiento.

Debido al nivel de los participantes, el jurado decidió dar menciones especiales a cuatro bailarines: Aime Irasema Sánchez López, por Lup la la Lup; Paulina del Carmen Fernández Sánchez por Ciudades invisibles; así como Luis Ortega y Luis Galaviz por 20:21.

El jurado calificador estuvo integrado por personalidades de amplia trayectoria artística nacional e internacional: Cecilia Lugo, Serafín Aponte y Shantí Vera.

El Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga, XXXIX Concurso de Creación Coreográfica Contemporánea INBAL-UAM, es un certamen organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y la Universidad Autónoma Metropolitana, con el propósito de fomentar y difundir la creación coreográfica contemporánea.

(7 , 1)