Redacción Mx Político.- Los especialistas recomiendan dormir un mínimo de 7 horas, aunque 8 son mejor para mantener una buena salud, pero la realidad es que es poca la gente que puede dormir ese tiempo.

Según una encuesta realizada por la empresa Luuna, sólo 2 de cada 10 personas en México duermen 8 horas y en promedio, 70% de la población mexicana duerme solo cerca de 5 horas al día.

Entonces llega el fin de semana y decides dormir más para “recuperar” el sueño y en vez de despertarte a las 6 de la mañana te despiertas a las 9, pero en lugar de sentirte descansado y con energía, te sientes cansado y con más sueño.

¿Por qué ocurre esto?

Los científicos denominan a este hecho como “embriaguez del sueño” debido a que la sensación es muy parecida a la que te causaría una “cruda” por alcohol: te duele la cabeza, las extremidades te pesan y los ojos se te ponen rojos.

Estas molestias se deben a que tantas horas de sueño confunden al cerebro sobre nuestro ciclo circadiano al que estamos acostumbrados.

Todos tenemos un grupo de células situadas en el hipotálamo, que controlan la sed, el hambre y el sudor llamado sistema circadiano y cuando este sistema capta la luz en nuestros ojos y descubre que es de día, envía señales a nuestro cuerpo manteniendo todo el organismo en un mismo horario, a pesar de que continuemos dormidos.

Dormir demasiado hace que nuestro organismo empiece a gastar energías desde temprano. Las células del cuerpo recibirán la señal de que deben usar energía, pero al mismo tiempo experimentarán el estar dormidas, lo que las confunde y crea una sensación de cansancio.

Si duermes mucho de vez en cuando no representa un riesgo, pero según los especialistas en el sueño, dormir en exceso disminuye nuestra concentración y altera la actividad normal del cerebro en nuestro día a día.

Cuando dormimos demasiado de forma habitual experimentamos pérdidas en la capacidad de atención y en la memoria, lo que hace que nos volvamos más lentos, además de que aumenta el riesgo de padecer enfermedades como diabetes, obesidad y problemas del corazón.

Por lo tanto, dormir muy poco o dormir demasiado son perjudiciales para la salud, por lo que debemos dormir entre 7 y 8 horas cada noche.

End

(34 , 1)