• Reemplaza la estética popular por paredes blancas, más bien grises, en una ciudad que es estéticamente espantosa

Redacción MX Político.- Platicamos con Juan Carlos Mena, investigador y autor de “Sensacional!” de Diseño Mexicano, libro compendio de más de dos mil imágenes sobre la gráfica vernácula. El especialista nos dio su opinión sobre los famosos “rótulos“, que en días pasados adquirieron una especial relevancia después de que en la Ciudad de México, la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, decidiera eliminarlos por completo.

Para el especialista Juan Carlos Mena, esta expresión cultural –desde el punto de vista estético–, llega a soluciones visuales extravagantes, raras, y sostiene que, a veces, ningún profesional del diseño puede lograr.

Así, la gráfica vernácula ha evolucionado más allá de los ojos carentes de entrenamiento formal, navegando de los tradicionales cárteles de lucha libre a las lonas que inundan la Ciudad de México.

Los rotulistas enfrentan al lienzo de manera directa y agresiva.

Para Mena, lo sucedido en la Alcaldía Benito Juárez es una cuestión de discriminación, es falta de apreciación, es todas esas cosas y más: Por un lado, la ignorancia desde quien realiza estos rótulos, hasta quién está acostumbrado a ir a Houston, Texas, a comprar marcas, identidades comerciales bien construidas, es decir es una brecha social.

Es la pérdida de una expresión cultural. La causa es la falta de reconocimiento, la ignorancia y desprecio de estas expresiones culturales en nuestra sociedad. Nos lleva a pensar que, quienes utilizaron recursos para destruir estas obras, pudieron haber invertido en cosas más importantes para la sociedad. Tapar los innumerables baches, es lo primero que viene a la mente“, dijo el especialista.

Además, explicó que el valor de este trabajo amerita en si mismo ser preservado, catalogado. Y en parte es lo que pretende hacer el proyecto de “Sensacional!” desde la publicación del libro, hasta la exposición, que ha recorrido el mundo viajando desde Nueva York, San Francisco, Glasgow, de Alexandría hasta Bogotá, con críticas de quienes empatan y confunden el proyecto con la busqueda del rescate del arte pop, de la obtener valores estéticos de la publicidad comercial masiva, que pretende convertirlos en arte, el cual no es el caso pues ésta es una expresión meramente popular.

En palabras del autor, sin duda, debería haber alguien, que no una academia, que fomente este trabajo. Apoyos en especie a creadores, que lleven a esta a ser una profesión protegida pues hoy ya está amenazada por el mundo digital. Por ejemplo. Las redes sociales han reemplazado funciones del diseñador tradicional, ¡vaya! Los libros impresos tienen ya pocos segundos de vida antes de desaparecer.

“La acción debe ser rotula, rotula, que queda poco”.

Si Sandra Cuevas quería hacer algo al respecto de estos rótulos, debió ayudar a los taqueros de la esquina a repintar sus rótulos, tal vez apoyarlos para que ante la falta de dinero, no sólo rotulen el nombre de su taquería, si no hagan la obra completa, ¡que pinten todo el puesto! “Decirle a los rotulistas: A ver aviéntate, ¿qué idea tienes?“.

Finalmente Juan Carlos Mena remata, “deben ponerle a Sandra Cuevas orejas de burro.” A su parecer debe tomar las acciones necesarias para reponer está mala decisión.

Juan Carlos Mena es diseñador industrial, egresado de la Universidad Iberoamericana, con amplia experiencia en el mundo comercial. En 1985 se une a Trilce Ediciones, junto a Déborah Holtz. Ahí se dedicaron a la producción de libros como “Este jardin es una ruina” de Álvaro Quijano. En el año 2000 se publicó la primera edición de “Sensacional de Diseño Mexicano”, alimentado por la colaboración de diseñadores, fotógrafos y otros artistas. El tomo forma una de las colecciones más importantes de la gráfica popular. Fue publicado también en inglés y francés; y llegó a tener tres reediciones, agregando cada vez más material gráfico, unas dos mil imágenes en 600 páginas.

Contenido exclusivo de MXPolítico.com

JRDO

(33 , 1)