Redacción MX Político.- Después de seis temporadas virtuales de ópera, que se suman a una intensa actividad en redes sociales, con más de 3 mil 300 publicaciones que han rebasado los 16 millones de impactos, en México y otras partes del mundo, durante la emergencia sanitaria por la COVID-19, la Compañía Nacional de Ópera, representada por la sección de cuerdas de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes (OTBA) y su director Iván López Reynoso, ofreció su primer concierto presencial este domingo 4 de julio, con la mezzosoprano Rosa  Muñoz como solista invitada, tras más de un año de ausencia del escenario.

López Reynoso externó que “fue un reencuentro emotivo, satisfactorio y lleno de alegría con el público y con la casa de la Compañía Nacional de Ópera”. Destacó que, personalmente, este concierto tiene una significación especial, por ser el primero en su carácter de director titular de la agrupación orquestal. 

Por su parte, la mezzosoprano Rosa Muñoz dijo sentir “mucha nostalgia y emoción de estar en este concierto, después de tanto tiempo de no estar en contacto con el teatro y con una orquesta. Fue una gran experiencia estar en este concierto especial con la Orquesta del Teatro de Bellas Artes. Fue muy emocionante sentir la respuesta del público, la conexión y energía que había en la sala.”

La mezzosoprano Rosa Muñoz es originaria del Estado de México, ganadora del Premio Ópera de Bellas Artes en el XXXI Concurso Nacional de Canto Carlo Morelli, ganadora del Premio de la Sociedad Artística Sinaloense Enrique Patrón de Rueda en el VIII Concurso Internacional de Canto Sinaloa, actualmente es semifinalista en el 19º Concurso Brasileño de Canto Maria Callas.Cabe señalar que en 2014 y 2015 formo parte del Estudio de la Ópera de Bellas Artes.

Tres grandes de la lírica italiana

Con un programa que reunió a tres grandes autores de la lírica italiana del final del siglo XIX y principio del XX, la presentacióninició con la célebre obra Crisantemi de Giacomo Puccini, original para cuarteto de cuerdas y transcrita para orquesta de cuerdas por Yoav Talmi, obra que aparecería tres años después como parte de la ópera Manon Lescaut del mismo autor.

Posteriormente, se interpretó Il tramonto (1914), considerada una de las piezas maestras en el catálogo de Respighi. Una obra poética, con versos de Percy Bysshe Shelley, dotada de una melancolía conmovedora y música de un enorme lirismo. La interpretación de la mezzosoprano Rosa Muñoz fue plena enemotividad, musicalidad y dominio vocal.

Finalmente, el público fue deleitado con la Sinfonía para cuerdas en Mi menor de Giuseppe Verdi para cuarteto de cuerdas e interpretada en esta ocasión en la versión sinfónica de Lucas Drew. Una obra rara vez escuchada por el público mexicano, en la que están patentes una combinación de las habilidades teatrales y melódicas del autor fundidas en una fluida y elocuente escritura.

“Es increíble regresar al Palacio de Bellas Artes”

En este concierto de #ReactivaciónMusicalenBellasArtes, el público despidió a la OTBA, a su director y a la solista invitada con cálidas ovaciones. Entre los testimonios que el público compartió antes y después del concierto hubo expresiones de un contento y optimismo, como: “Es maravilloso regresar”, “Ha sido muy grato”. “No debe perderse jamás, porque la cultura debe estar presente entodos nosotros”. “Mucha emoción, qué bueno que ya podemos estar presentes en este evento con obras padrísimas”. “Qué bueno que [se ha realizado] con seguridad y con todas las herramientas”. “Hemos podido llevar a cabo este maravilloso evento, un pasoadelante para el regreso a una nueva normalidad”.  “Es increíble regresar al Palacio de Bellas Artes. Este concierto es un gran inicio para la Ópera de Bellas Artes”. “Esperemos que el siguiente concierto sea totalmente increíble”.

Medidas de seguridad sanitarias

Los asistentes a este concierto, tanto la orquesta y el director, como el público, mantuvieron un estricto cuidado de las medidas de seguridad sanitaria. 

No hubo excepciones en la sala, entre asistente y asistente –con espacio de cuatro butacas- y en el escenario, todos utilizaron el cubreboca en forma permanente durante todo el concierto, mientras que la solista invitada cantó con un escudo acrílico como medida de protección. El protocolo de ingreso, estancia y salida del público al recinto se realizó de manera organizada, procurando la sana distancia y atendiendo todas las disposiciones de prevención sanitaria.

Próxima cita: 11 de julio

Ópera de Bellas Artes se presentará con un programa integrado por obras de Wolfgang Amadeus Mozart y Gabriel Fauré el próximo domingo 11 de julio, a las 17:00 horas, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. Los boletos ya están a la venta en las taquillas del Palacio de Bellas Artes y a través de Ticketmaster. 

El programa de mano estará disponible con antelación en las redes sociales del INBAL y de la Compañía Nacional de Ópera, y podrá ser obtenido, de igual forma, en los teléfonos celulares a través de un código QR que estará disponible en la entrada del recinto.

(10 , 1)