Redacción MX Político-. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) confirmó que los huesos hallados mientras preparaban fosas para el nuevo panteón municipal de Los Reyes de Juárez, Puebla, pertenecen a un mamut.

Ante este hallazgo, el presidente del municipio, Manuel Herrera Ponce, informó al INAH en Puebla y el biólogo Iván Alarcón Durán acudió al sitio y tras una inspección verificó que se trataba de huesos de megafauna del Pleistoceno, la cual existió hace por lo menos 10 mil años antes del presente.

El Centro INAH Puebla comenzó la excavación paleontológica en el sector del panteón. Tras las tareas de salvamento arqueológico, se informó que “se pudo recuperar una defensa casi completa, con una medida inicial de 2.90 metros, y también se halló la segunda defensa que fue rota por la máquina. Por las características de las defensas, enormes y curvadas, que la gente confunde con colmillos, el biólogo lo ha identificado como un mamut.”

“Se pudo recuperar una defensa casi completa, con una medida inicial de 2.90 metros

“Se recuperó el cráneo fragmentado; 70 por ciento de la pelvis y algunos fragmentos de costilla, la más completa de éstas conserva 60 por ciento de su tamaño original. Para evitar el deterioro del hueso, el cráneo se sacó inmerso en un cuadro de sedimento endurecido y será cuidadosamente limpiado en laboratorio para su posterior análisis. Tanto la pelvis, los fragmentos de cráneo, costillas y las defensas serán sometidas a limpieza y tratamientos de consolidación, a fin de evitar que el hueso se deteriore con el cambio de humedad al sacarlas de su cápsula de enterramiento”, declaró el INAH en su informe oficial

El biólogo mencionó que luego de la limpieza y estabilización de restos, iniciará el análisis para confirmar datos básicos del ejemplar, tales como sexo, edad y especie. Alarcón refiere que por el tamaño de las piezas se puede tratar de un mamut colombino macho, de edad avanzada.

“En las capas de tierra (estratigrafía) donde se halló el mamut, justo antes de llegar al nivel de los restos fósiles, el especialista identificó estratos de travertinos, una roca sedimentaria de dureza considerable que se forma con carbonatos de calcio, asociados con la presencia de fuentes de agua, como lagos o ríos subterráneos. Por ello, el Centro INAH Puebla contará con la colaboración del profesor investigador de la Universidad Autónoma de Puebla, Carlos Castañeda Posadas, paleobotánico que realizará estudios de polen, mismos que permitirán reconstruir el paleo ambiente donde ahora se encuentra el nuevo panteón municipal”; se destacó en el comunicado.

Las piezas óseas halladas fueron trasladadas a los laboratorios del Centro INAH Puebla, donde son atendidas para su conservación y estudio.

KC

(4 , 1)