Redacción Mx Político.- La Orquesta Sinfónica Nacional presentará concierto con tres obras maestras del repertorio del siglo XX: El ascenso de la alondra, de Ralph Vaughan Williams; el Concierto para piano No. 3, de Sergei Prokofiev, obra estrenada en 1921, y la Sinfonía No. 1 de William Walton, bajo la dirección del maestro Carlos Miguel Prieto.

La concertino de la OSN, Shari Mason y el pianista Alexander Toradze serán los solistas de este concierto que se transmitirá el viernes 2 de julio a las 20:00 horas en el marco de la campaña “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la plataforma contigoenladistancia.cultura.gob.mx, el canal oficial de YouTube del INBAL (https://www.youtube.com/bellasartesmex), así como en Facebook: /INBAmx y /OSNMX.

El poema El ascenso de la alondra, del escritor inglés George Meredith, inspiró a Vaughan Williams para la composición de una de sus obras más conocidas, la romanza para violín y orquesta a la que puso el mismo título que el texto de Meredith. Las líneas melódicas de un solo de violín describen el ascenso al que se refiere la pieza y en algunos episodios la orquesta permanece en silencio. 

El autor comenzó a escribir esta partitura en 1914 y la dejó inconclusa al enrolarse en el ejército británico para servir a su país en la Primera Guerra Mundial. La obra fue terminada después de concluido el conflicto bélico, con la colaboración de Marie Hall, violinista inglesa a la que Vaughan Williams admiraba particularmente. La parte solista de esta composición es interpretada por la concertino Shari Mason de la OSN.

El Concierto para piano y orquesta No. 3 de Prokofiev es una de sus obras más sólidas, compactas y directas, de gran colorido y riqueza musical. Esta pieza tuvo una prolongada maduración, cuyos primeros bosquejos datan de 1911. El estreno se realizó el 26 de diciembre de 1921 con el autor como solista y Frederick Stock al frente de la Orquesta Sinfónica de Chicago.

El pianista Alexander Toradze, especialista de la música rusa, será el solista de este concierto. Realizó estudios de piano en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, donde también impartió clases. Este destacado intérprete —naturalizado estadounidense— reúne tres grandes mitos alrededor de su persona: su desaparición en España durante una gira de la Orquesta Sinfónica de la Radiotelevisión Soviética en 1983, a la edad de 24 años, cuando se le denominaba “el nuevo Rubinstein de la música”; su ferviente oración antes de cada concierto y el ser considerado el mejor intérprete del Tercer concierto para piano de Prokofiev, elegido entre más de 70 grabaciones de todo el mundo.

Concluye el programa con la Primera Sinfonía de William Walton, compositor inglés nacido en 1902, quien a lo largo de una trayectoria de 60 años escribió música en varios géneros y estilos clásicos, desde bandas sonoras de películas hasta ópera. A partir desu estreno en 1935, esta pieza fue reconocida como una obra maestra del autor de 33 años, por su brillante orquestación y notable estructura, en la que se escuchan las influencias de Beethoven y Sibelius.

(28 , 1)