Redacción MX Político.- Desde hace cuatro décadas los diversos públicos han sido testigo del estilo de la compañía El Cuerpo Mutable / teatro de movimiento, agrupación liderada por Lidya Romero, la cual se presentará en el Palacio de Bellas Artes con el programa Paisaje transfigurado, 40 aniversario, el jueves 11 de agosto, a las 20:00 horas.

Destacada por su capacidad de transformación del entorno, creadora de dispositivos coreográficos que provocan el diálogo entre el diseño arquitectónico, la vocación del espacio y el espectador como agente activo en la construcción de la narrativa, la agrupación es invitada a participar en Palacio en Movimiento. Temporada de Danza 2022, que organiza la Coordinación Nacional de Danza, en el marco de la estrategia #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).

Acerca del programa que presentarán en el máximo recinto cultural del país, Lidya Romero dijo que pensaron en dos obras de características distintas: Tres tercios y Paisaje transfigurado.

La primera es una pieza coreográfica que se inspira en la fiesta brava, por ser el ritual contemporáneo que ha logrado mantener vigente la liturgia de una tradición centenaria. El lenguaje de movimiento de la obra codifica los pases, los lances, así como las suertes que constituyen el arte de la tauromaquia para delinear la dramaturgia a través de ocho escenas. Los intérpretes juegan la dualidad: hombre/ bestia, torero /toro, aludiendo a mitologías arcaicas, enfundados en trajes ceñidos diseñados a partir del atavío de luces de los toreros. La escenografía sonora que arropa la obra está inspirada en el ritmo y el aire de los “pasos dobles”, así como en el flamenco contemporáneo.

Por otro lado, Paisaje transfigurado es una alegoría del viaje a través del cuerpo durante cuatro décadas. El detonador de la obra es una serie de imágenes capturadas por la lente del fotógrafo Jorge Contreras Chacel en 1982, que se convirtió en la imagen icónica por conceptualizar la línea estética y poética del trabajo de investigación/creación de la compañía. La propuesta retoma la imagen fotográfica en un ejercicio de memoria, para construir paisajes abstractos a partir del cuerpo que se transfigura de la quietud al vértigo, de lo apacible a lo violento, que cede a las fuerzas físicas o se suspende ingrávido.

Agradecida por la oportunidad que le brindan las instituciones culturales para celebrar el aniversario de su compañía, la maestra Romero expresó que le parece acertada la curaduría intergeneracional que se hizo, porque así es la danza; “la danza la hemos construido gracias a esta relación entre generaciones, al legado que se va pasando de mano en mano, de cuerpo a cuerpo”.

La ganadora de la Medalla Bellas Artes y de los premios nacionales Guillermina Bravo y José Limón, reconoce no solo a su equipo creativo actual, sino a todas y todos los que han sido parte de la compañía a lo largo de estos 40 años: “Estoy agradecida con los que han protagonizado esta travesía fabulosa. Son infinitas las personas que han prestado su arte, su cuerpo, su inteligencia, su historia y que han hecho posible que se defina la naturaleza, estética y poética de nuestro grupo”.

Se invita al público que la visita a seguir los protocolos para el cuidado de la salud, entre los que se encuentra el uso correcto del cubrebocas.

(18 , 9)