Redacción MX Político.- La autora estadounidense Karin Slaughter publicó este 2021 en español su novela Silenciadas (ed. HarperCollins). A propósito de la novedad editorial platicamos con ella desde su hogar en Georgia, Estados Unidos, en una charla donde también nos compartió detalles sobre la adaptación de su novela Pieces of Her a la pantalla chica (como serie para Netflix, que se filma actualmente).

La entrevista completa la podrás leer en el impreso de El Informador, pero aquí te presentamos un breve fragmento de la conversación, en donde Karin expone una de sus preocupaciones como ciudadana: la promoción de la lectura a través de las bibliotecas.

Además de su labor como autora, Karin lleva ya varios años con esta faceta como promotora de los libros y las bibliotecas, con su iniciativa Save the Libraries, en donde incentiva a invertir y cuidar las bibliotecas públicas.

Para la autora, esto es una responsabilidad: “Las bibliotecas son muy importantes. Para mí, con una familia que no era muy lectora, ir a la biblioteca era un gran viaje. Me dio una oportunidad para educarme, no solo aprender a leer, sino saber que otras personas en otra parte del mundo tenían experiencias distintas. Me dio la sensación de saber que había un mundo más allá del lugar donde vivía. Sirve mucho para los niños, porque somos muy egoístas: eso se erradica con la lectura, vemos que no solo somos nosotros viviendo en nuestra casa con la familia. Hay niños en todos lados, con experiencias distintas. Abre la mente, nos acerca al pensamiento crítico. Aprendemos que cada uno tiene perspectivas diferentes”.

Para la escritora, algo valioso de una biblioteca pública es su libre acceso: “Una biblioteca es democratizadora: no importa quiénes seamos, tenemos el acceso a la lectura, la biblioteca no discrimina. Por eso necesitamos hacer todo lo posible para que sigan”.

Acercarse a los libros en la biblioteca pública llevó paralelamente una consciencia de la representación: “Para mí la experiencia de las bibliotecas también fue una oportunidad para ver a las mujeres en cargos importantes, porque en toda la biblioteca trabajaban solo mujeres. Eso fue algo positivo para mí, saber que las mujeres podían estar a cargo de un negocio así, porque las bibliotecas también son un negocio”.

Pero, ¿cómo financiar las bibliotecas? La respuesta es tan amplia, pues hay muchos tipos de bibliotecas: “Hace tiempo di una charla en la que hablé de la importancia de invertir en las bibliotecas con dinero de los impuestos. Me dijeron ‘¿Entonces por qué no subimos los impuestos?’, que en Estados Unidos es como decir ‘¿Por qué no matas un niño?’. Pero hay maneras de hacerlo. Además, las bibliotecas son distintas alrededor del mundo: por ejemplo, conozco las biblioburros: con un bibliotecario y un burro (literalmente) que llevan libros por las comunidades pequeñas (en Latinoamérica)”.

jpob

(11 , 11)