“Empieza cada día con una sonrisa y mantenla todo el día”, esta frase de W.F. Fields es perfecta para este Día Mundial de la Sonrisa.

En el año 1999, Harvey Ball, creador del símbolo iconográfico Smiley Face o Carita Feliz, decidió proclamar el Día Mundial de la Sonrisa para el primer viernes de octubre, una fecha pensada para ser feliz y llevar alegría a otros, aunque sea por un día.

La sonrisa es un gesto que produce muchos beneficios. Al sonreír, nuestro cuerpo libera endorfinas y serotoninas, dos hormonas que nos hacen sentir más felices, menos estresados y mejorar nuestro estado de ánimo.

Sonreír es parte del lenguaje universal, es gratis y nos ayuda en muchos ámbitos de la vida: en la seducción, en la vida profesional, en nuestra autoestima. Genera seguridad en uno mismo y en los demás. Y es contagiosa.

La mejor forma de celebrar este día es poner en práctica la recomendación de la sabía Mafalda: “Comienza el día con una sonrisa y verás lo divertido que es ir por ahí desentonando con todo el mundo”.

Con información de diainternacionalde.com

End

(6 , 2)