Redacción MX Político.- Un esbozo con más de 20.000 años que se ha convertido en el último hallazgo del enclave rupestre hispanoluso Côa-Siega Verde, en plena frontera de la cuenca del Duero y catalogado como Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de una cierva dibujada en roca de pizarra, su ojo es representado con una sencilla línea, su cabeza es pequeña en proporción al resto del cuerpo, y su estilo y la técnica se basan en trazos cerrados y únicos, realizados por incisión en la roca con piedras muy cortantes.

Arte rupestre

Cabe destacar que esta cierva es un grabado, mientras que las localizadas en el norte español están dibujadas con pinturas de color rojo, y por si fuera poco, es la primera vez que se ha localizado un grabado en esta zona del Valle del Côa, cuyo estilo es comparable a las pinturas de ciervas paleolíticas que se han ido descubriendo en el norte de España.

MH

(5 , 5)