Redacción MX Político.- El Cuarteto Internacional —que integran Manuel Ramos en el violín, Adolfo Ramos en el violonchelo, Manuel Hernández en el clarinete y Alejandro Barrañón, en el piano, pertenecientes a los Concertistas de Bellas Artes— recordará el 30 aniversario luctuoso del compositor francés Olivier Messiaen con la interpretación de una de sus obras más memorables: Quatour pour la fin du temps (Cuarteto para el fin de los tiempos), que escribió en 1940 mientras estaba en un campo de prisioneros de guerra.

El concierto tendrá lugar el viernes 3 de junio a las 19:00 horas en la Sala Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes (Cenart), con repetición el viernes 10 de junio a las 18:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en el marco de la estrategia #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).

El programa se complementará con la obra Elegía, del compositor mexicano Santos Cota, dentro del ciclo de Música de Cámara de la Coordinación Nacional de Música y Ópera (CNMO) del Inbal.

Originario de Aviñón, Messiaen comenzó sus estudios musicales en el Conservatorio de París con tan solo 11 años de edad. En 1930 concluyó su preparación y al poco tiempo fue nombrado organista de la Iglesia de la Santísima Trinidad. Comenzó a escribir obras orquestales de inspiración religiosa y fue maestro de piano en la École Normale de Musique de París y de improvisación al órgano en la Schola Cantorum.

Al empezar la Segunda Guerra Mundial fue movilizado para servir como auxiliar médico y en mayo de 1940 fue capturado y enviado al campo de prisioneros de guerra más grande de la Alemania nazi: el Stalag VII-A, donde, inspirado en la Consagración de la Primavera de Igor Stravinsky, escribió el Quatour pour la fin du temps para clarinete, violín, violonchelo y piano, que eran los instrumentos que tocaban sus compañeros recluidos. El 15 de enero de 1941, ante cientos de prisioneros de guerra, la obra se estrenó con el propio Messiaen al piano.

En marzo de ese año fue liberado y nombrado profesor del Conservatorio de París, puesto que conservó hasta su jubilación en 1978. Compuso gran cantidad de obras de inspiración religiosa a lo largo de su vida y después de una larga y complicada enfermedad falleció en París el 27 de abril de 1992.

Con Quatour pour la fin du temps se inauguró una nueva época de vanguardia en la historia de la música de la posguerra; esta pieza ejerció una fuerte influencia en la creación musical del siglo XX. Al concluir la partitura, Messiaen escribió en ella un fragmento del Apocalipsis de San Juan como sentencia del comienzo de una nueva era: “Vi un ángel lleno de fuerza descendiendo del cielo, levantó su mano y juró por el que vive eternamente diciendo: ya no habrá más tiempo” (Apocalipsis 10:5-6).

El Cuarteto Internacional eligió el Quatour pour la fin du temps para recordar a Messiaen, por la complejidad técnica de la obra aunada al simbolismo.

Los músicos que participan realizaron sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música y en algunas de las escuelas más importantes de Estados Unidos. Han mantenido una larga y activa carrera como solistas de música de cámara e integrantes de diversas orquestas.

Se han presentado en festivales nacionales e internacionales y han tenido la oportunidad de estrenar y realizar grabaciones de obras del repertorio latinoamericano y contemporáneo. En reconocimiento a su labor, han sido distinguidos con diversos premios e invitados a ofrecer clases magistrales.

Los conciertos se realizarán con apego a las medidas de protección sanitaria establecidas por las secretarías de Salud y de Cultura federal.

(18 , 18)