De acuerdo con los especialistas dijeron que le apareció un cráter más a la luna y es que una etapa de un cohete que vaga desde hace años por el espacio se estrelló contra ella el viernes. Sin embargo, no se pudo observar directamente, comentaron que habrá que esperar para verlo en imágenes.

El astrónomo Bill Gray, el cual fue el primero en identificar la colisión que se avecinaba mencionó que en la cara oculta de la luna el estrellamiento se produjo a las 12H25 GMT.

Gray mencionó a la AFP que el objeto cilíndrico se desplazaba a más de 9,000 km/h y es probable que haya causado un cráter “de 10 a 20 metros de diámetro”.

Gracias a las observaciones realizadas por telescopios desde la tierra se pudo calcular la trayectoria que llevaba.

“Teníamos muchos datos sobre este objeto”, dijo Bill Gray.

El tema sobre la identificación del cohete fue debatido pues nadie se ocupa oficialmente de registrar y seguir los desechos espaciales en el espacio lejano.

Para que no se confundan con asteroides y, de este modo, no se pierda tiempo estudiándolos inútilmente, el astrónomo quien es el creador del software utilizado por los programas de observación financiados por la NASA es el que se encarga de vigilarlos.

Al principio se creyó que los restos eran de un cohete de SpaceX pero al final se dedujo que se trataba de una nave china, concretamente de una etapa del cohete Gran Marcha, que despegó en 2014 para una misión denominada Chang”e 5-T1, como parte del programa de exploración lunar del país.

Pekín lo negó y aseguró que la etapa había “entrado sin peligro en la atmósfera terrestre” y se había “quemado por completo”.

Pero según Gray, China confundió dos misiones con nombres similares y en realidad estaba hablando de un cohete lanzado mucho más tarde.

Sea cual sea el caso, el cráter solo puede mirarse mediante la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la NASA o la india Chandrayaan-2, ambas en órbita alrededor de este astro.

En enero la NASA afirmó que quería encontrar el cráter, pero advirtió que la operación podría tardar “semanas”.

Ambas sondas pueden ser observadas en toda la región lunar una vez al mes.No es inusual que las etapas de los cohetes queden abandonadas en el cosmos, pero es la primera vez que se identifica una colisión no intencionada con la Luna, dijo el cinetífico.

En el pasado se han lanzado etapas de cohetes contra el astro con fines científicos.

(5 , 1)