El gobernador de Nuevo León, Samuel García, podría estrenarse con un cuento chino. Se trataría de una licitación amañada que a alguien dentro del gobierno podría dejarle hartos dividendos personales, en una operación que supera los 100 millones de dólares.Leer más