Un equipo internacional bajo la dirección de UZH ha rastreado familias de idiomas relacionados durante más de 10,000 años combinando datos de genética, lingüística y musicología utilizando métodos digitales novedosos. Sus hallazgos: la gramática refleja mejor la prehistoria común de una población y, por lo tanto, refleja la genética más que cualquier otra característica cultural.Leer más