El presidente mexicano más ignorante de la historia: Guadalupe Loaeza

Es Guadalupe Loaeza, en interesante entrevista concedida a Edmundo Cázarez del portal Índice Político. Famosa y entrañable autora mexicana que ha sabido platicarnos con algoritmos hechos a base de letras, recuerdos y sentimientos, la historia política y social de ese México en las postrimerías del siglo 20 y los albores del 21. MX Político trae a sus lectores un extracto de la entrevista.

Redacción MX Político.- Guadalupe Loaeza, la destacada escritora y periodista comenta que no ha dejado de trabajar. Siempre se ha mantenido ocupada, pero también, se siente mucho muy preocupada por todo lo que pasa en el país con hechos de violencia y una terrible inseguridad.

La creadora de “Las Niñas Bien”, libro que la llevara a la fama en los años ochentas, entre otros 25 títulos más de su autoría, sin embargo, acepta que ya no es ni tan niña ni tampoco “Una Niña Bien”. Con una intensa actividad literaria y periodística, recuerda que ya lleva poco más de 30 años como escritora y otros más como colaboradora de diversos periódicos, revistas y sus constantes intervenciones en programas radiofónicos o televisivos, abordando muy diversos temas de interés, lo que la han permitido convertirla en una figura pública.

Debido a las medidas sanitarias implementadas por la pandemia, lamenta que la entrevista exclusiva que concede a Índice Político, la realicemos vía zoom, aunque su intención era llevarla a cabo frente a una taza de café en su casa ubicada en la Colonia Roma Sur de la Ciudad de México. Y la verdad, es que resulta sumamente agradable y hasta divertido conversar con ella.

Directa y clara en sus declaraciones, sin temor a nada y como ella misma lo califica, acostumbrada a hablar sin pelos en la lengua.

Señala tajantemente que Andrés Manuel López Obrador es el presidente de la República más ignorante en toda la historia del país y que, lo único que han logrado “las mañaneras” desde Palacio Nacional, ha sido destruir la figura presidencial. Agrega que no cabe duda que todo esto que está haciendo AMLO, se le va a revertir, pues hay un terrible hartazgo y no es posible que siga hablando ni opinando de todo como un merolico, olvidando su alta investidura.

Asimismo, considera como muy lamentable que los actuales secretarios de estado se hayan convertido en simples “lacayos”, obligados a rendir pleitesía a su majestad y, lo que es peor, hasta nuestros soldados son ocupados como albañiles construyendo aeropuertos o zonas habitacionales y afirma tarde o temprano, se van a cansar de las “ocurrencias” de su Jefe Supremo y señala que como nunca, el ejército mexicano se encuentra totalmente dividido por las malas decisiones del actual Jefe del Ejecutivo Federal.

-Que gusto me da poder saludarle nuevamente…

-Al contrario, recuerdo que la última vez que nos vimos fue en Polanco, hace ya bastantito tiempo y cuando usted era reportero de Excélsior.

-¿Cómo le va en la vida?

-Me va muy bien porque tanto mi marido, mis hijos, mis seis nietos y yo, gozamos de buena salud.

-¿A lo mero macho, la va bien con todo lo que nos está pasando?

-Vaya, vaya… ¿En ese tenor girará toda la entrevista? -Me cuestiona y continúa- “Bueno, pues déjeme decirle que dentro del contexto nacional, que por cierto, no es nada halagüeño como quisiéramos, es decir, vivimos momentos sumamente difíciles con la pandemia y hasta políticamente hablando…

-¿…La pandemia tiene la culpa de todo porque hasta Lòpez Obrador desde Palacio Nacional, dijo que nos había caído como anillo al dedo…?

-En ese sentido, por supuesto que no estamos nadita bien.

-¿Aún queda algo la “Niña Bien” que vivía en el fascinante mundo del “Jet Set?

-Bueno, el libro “Las Niñas Bien” se publicó en 1985 y desde entonces, han pasado muchos años. He escrito más de 25 libros y hasta se hizo la película “Las Niñas Bien”. En fin, Guadalupe Loaeza no ha dejado de trabajar, siempre se ha mantenido muy ocupada pero también, se siente mucho muy preocupada con todo lo que pasa en el país, hechos de violencia y una terrible inseguridad.

-¿Un México totalmente diferente al de las “Niñas Bien”?

-Indudablemente, es un México totalmente diferente en todos los aspectos. El texto de “Las Niñas Bien”, como tú recordarás, se escribió en 1983.

-¿Pero Guadalupe Loaeza sigue siendo una “Niña Bien”?

-No, Guadalupe Loaeza ya no es ni tan niña ni tampoco nada “bien”

-¿Parafraseando a Julio Cortázar… “Tendiendo Puentes”?

-¡Exacto!, tendiendo puentes con los lectores para mantenerse vivo.

-¿Qué siente Guadalupe Loaeza cuando la identifica la gente en la calle o la fama marea?

-¡Nooo!…, en mi caso para nada. ¡Ja, ja, ja! Guadalupe Loaeza no es una mujer famosa. Lo único que siento cuando esto sucede en la calle, es mucha responsabilidad cada vez que empiezo a escribir un texto que se publicará en algún diario y al lado de plumas tan prestigiosas…

-¿…Es gratificante “codearse” con los grandes pensadores o intelectuales?

-Son grandes personalidades tales como Jesús Silva Herzog o Juan Villoro entre otros muchas màs.

-¿Qué es lo primero que le viene a la mente al estar frente de su computadora?

-Que necesito estar perfectamente bien informada porque eso es fundamental, luego, tengo que verificar cada una de mis “fuentes”, estar totalmente segura de lo que voy a escribir y cuáles son los argumentos que utilizaré en el supuesto caso de denunciar alguna cosa.

-¿La vida se construye golpe a golpe?

-Eso es lo maravilloso del periodismo. Es una escuela que no para durante las 24 horas del día, siempre sigo estando en clases y aprendiendo de otros colegas…

-¿Por favor, a estas alturas, Guadalupe Loaeza está aprendiendo a escribir?

-Pues aunque no me lo creas, sigo observando y reflexionando lo que los demás escriben, me sirve de enseñanza porque me informo y actualizo.

-¿Cuándo se escribe sobre política se rompe el patrón?

-En parte sí, porque en política no hay nada escrito.

-Carlos Monsiváis se expresaba de usted como una guerrera literaria…

-Con el gran Carlos Monsiváis fuimos muy amigos…

-¿…Cómo nació esa amistad…?

-Se creó de manera muy espontánea y hasta de cierta complicidad, diríamos…

-¿Secuestraban gatos para su gran asilo felino?

-¡Ja, ja, ja, nooo!… Monsi y sus gatos. Lo que nos caracterizaba era un gran sentido del humor. En una amistad el sentido del humor es vital. Con Carlos Monsiváis fue la manera que me permitió poder relacionarme con él.

-¿Le quitaba sus enormes lentes para contagiarse de su forma de ver la realidad mexicana?

-Nos metíamos de lleno a un análisis de todo lo que nos acontecía en esos momentos.

-¿Con cuanta frecuencia lo veía?

-A veces estaba muy ocupado, además, era muy solicitado por casi todos los medios de comunicación para expresar opiniones sobre temas muy diversos.

-¿Si viviera, qué cree que diría por todo lo que nos está sucediendo?

-Caray, cómo se le extraña a Monsi en estos momentos.

-¿No tiene la culpa el indio sino quien lo hace compadre?

Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska y yo, padecemos de lo mismo, a veces, nos comprometemos sin llegar a pensar en que se nos complicará la existencia.

-¿Cómo salir bien librado del atolladero?

-Creo que uno aprende a salirse con la suya y decir “pues a ver cómo me las arreglo”

-¿Un simple “valemadrismo”?

-Uyy, que fuerte!! Quizás, es cuando ponemos en orden nuestra agenda y reestructuramos nuestro programa de actividades pero nos sometemos a un terrible estrés y eso, claro que tiene su precio.

-¿Cómo es un día de actividades de una escritora de la talla de Guadalupe Loaeza?

-Me levanto muy temprano, leo la mayoría de los periódicos que se editan en la Ciudad de México…

-¿También tiene sus columnistas consentidos?

-Mmm. Sin lugar a dudas, Héctor Aguilar Camín, Salvador García Soto, Jorge Zepeda Patterson, Jesús Silva Herzog que ya te había dicho, además, me tengo que echar la revista Proceso de principio a fin.

-¿Considera que ya basta con las mañaneras en donde se denosta a diestra y siniestra?

-Por supuesto que sí, absolutamente. Se ha destruido inútilmente la figura presidencial, eso, es lo único que han logrado las mañaneras de López Obrador.

-¿A lo mero macho, aún existe la figura presidencial?

-No cabe duda que todo esto que está haciendo se le va a revertir. Hay un terrible hartazgo. López Obrador no puede estar hablando ni opinando de todo como merolico.

-¿Un nuevo estilo de comunicar?

-Lo que me llama mucho la atención, es que no toma en cuenta pero nada a su propio gabinete, para López Obrador, los miembros de su equipo son simples floreros…

-¿Y los que a veces lo acompañan en las mañaneras…?

-Pues ahí los ve usted sentaditos como figuras de ornamento, ya sea el Secretario de Hacienda o la propia Sánchez Cordero y son menos que floreros, eso lo lamento muchísimo porque son personajes de primer nivel y que merecen un absoluto respeto de quien se supone es el Jefe del Ejecutivo Federal.

-¿Lo que López Obrador persigue es un culto a la personalidad?

-Exacto!! los obliga que asistan mas que como Secretarios de Estado, como simples lacayos que deben rendirle pleitesía a su majestad. Eso, jamás se había visto en nuestro país ni en los tiempos de la Colonia.

-¿No hay mal que dure cien años?

-Afortunadamente es un simple sexenio, pero a la larga se convierte en fastidioso.

-¿Qué es lo que sucede, las encuestan arrojan que su imagen inexplicablemente es estable?

-Insisto, este culto al presidente jamás se había visto tanto, lamentablemente, las encuestan demuestran que están parejas pero hay un hartazgo.

-¿México, el país de la paz social y de la fantasía desde la óptica del huésped de Palacio Nacional?

-Para nada, esa es una enorme mentira decir que el país se encuentra en total paz social, a diario nos enteramos de decenas o cientos de ejecuciones a lo largo y ancho del territorio nacional. No vayamos tan lejos, ya ve cuantos candidatos asesinaron en el lapso de las campañas políticas…

-¿Al presidente ya se le va el avión?

-Quizá, obedezca a que ya no se concentra en lo que dice.

-¿Palacio Nacional se convirtió en el refugio de un loro que habla y habla?

-Lo único que demuestra es ser totalmente resentido y rencoroso. No me explico cómo se atreve agredir verbalmente y desprestigiar a Gabriel Zaid, queriéndolo disminuir, cuando todos conocemos su excelsa trayectoria y a otros muchos más.

-¿Un presidente lleno de complejos y resentimientos?

-Es muy cierto lo que usted señala Edmundo, López Obrador es un presidente lleno de muchos complejos entre sociales e intelectuales porque se burla, descalifica, minimiza a la gente que siente que lo confrontan.

-¿López Obrador es el presidente màs ignorante que haya tenido México en toda su historia?

-Sí, absolutamente. López Obrador es el presidente màs ignorante en toda la historia del país. Nunca le ha dado importancia a la cultura, a la lectura, al cine y mucho menos al arte.

-¿No obstante tener a su lado a una mujer culta y preparada como lo es doña Beatriz Müller?

-Pues no me imagino las vergüenzas que le ha hecho pasar. Desde mi óptica, López Obrador jamás tuvo esa curiosidad por aprender y mejorar, vamos, abrirse al mundo y al entendimiento.

-¿De verdad, su ignorancia lo delata como tal?

-Claro que sí. Se le nota inmediatamente por su falta de vocabulario, por su constante ironía. Se denota que tiene muchísimas limitaciones y eso, a veces, lo ha de frustrar muchísimo porque se ha de sentir muy incómodo e inseguro.

-¿Al no poder puede demostrar su cultura no tiene otra opción que agredir y denostar a quien sea?

-Efectivamente, al no tener argumentos válidos de cultura, no le queda otra que atacar y descalificar sin ton ni son. Agrade sistemáticamente porque no sabe cómo responder ni como enfrentar determinada situación en la que se requiere cultura e inteligencia, entonces, para él, se vuelve una situación muy amenazante.

-¿En dónde se perdió el López Obrador que enamoró a millones de mexicanos?

-Pues es una verdadera pena porque en ese sentido, demostraba ser muy transparente.

-¿Un lamentable desencanto?

-Su ilimitada soberbia es uno de sus mayores defectos y el mayor pecado del mundo…

-¿Lòpez Obrador puede considerarse como un mal ejemplo para nuestros niños y adolescentes?

-Ha de resultar muy triste para nuestros niños y jovencitos, sentir un total rechazo hacia su actual presidente, lo ven como un hombre sumamente improvisado y un pésimo ejemplo para ellos. Los niños preguntan que se les explique todo lo que sucede en su entorno social y quieren entender.

-Ha sido una plática muy feroz y me pusiste tras las cuerdas. Reconozco tu agudeza. Si me lo permites, envidio tu manera de entrevistar, tienes un estilo muy especial.

-¿Muchísimas gracias por su tiempo, desea usted agregar algo más?

-La agradecida soy yo Edmundo, eres todo un caballero y un profesional. Qué bueno que nos pudimos reencontrar después de tanto tiempo.

hch