La “prueba del talco” que desmonta el bulo sobre la vacuna contra la covid-19 y su efecto imán

Redacción MX Político.- En la última semana, miles de vídeos han inundado las redes sociales “demostrando” que, tras la vacunación, diversos objetos metálicos como tijeras o cucharas se quedan pegados al brazo donde se ha recibido la vacuna.

La información de los componentes de la vacuna son públicos y ninguno de ellos provoca atracción magnética. Además, en el caso de que las vacunas contuvieran algún metal, la dosis necesaria para producirse tal efecto imantador no cabría en la cantidad de líquido que se inyecta en una dosis de vacuna.

Entonces, ¿dónde está el truco? El truco está en la grasa o la sudoración. Los humanos tenemos una piel grasa, un manto lipídico que puede ser más o menos pegajoso según el individuo. Así que si en cualquier momento probamos a hacer presión con un objeto sobre nuestra piel, en función de la grasa o la hidratación, ese objeto quedará como pegado a la piel. 

¿Pero seguro que no es efecto de la vacuna? Seguro. La prueba definitiva consiste en espolvorear polvos de talco sobre la zona del experimento. Si la imantación fuera lo suficientemente fuerte y desde el interior del cuerpo, el objeto quedaría pegado igualmente. 

jpob