El ministro de Exteriores filipino exige a China salir de las aguas en disputa en el mar de la China Meridional

El ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas, Teodoro Locsin, exigió este lunes que los barcos chinos salgan de las aguas en disputa en el mar de la China Meridional, y lo hizo mediante un mensaje en Twitter que contenía palabrotas e insultos. 

“China, amiga mía, ¿cómo podría decírtelo educadamente? Déjame ver… O… Váyase a la mierda [‘get the fuck out’]. ¿Qué le están haciendo a nuestra amistad? Ustedes. Nosotros no. Lo estamos intentando. Ustedes. Son como un adefesio tonto que insiste para que le preste atención un chico guapo que solo quiere ser su amigo, no engendrar una provincia china”, escribió Locsin en su cuenta de Twitter. 

Las declaraciones del canciller filipino se producen poco después de que Manila expresara sus protestas por “el seguimiento, el bloqueo, las maniobras peligrosas y los desafíos por radio” que llevan a cabo guardacostas chinos en las inmediaciones del atolón Bajo de Masinloc, también conocido como atolón de Scarborough, donde buques de la Guardia Costera filipina estaban patrullando la zona y realizando ejercicios. Manila considera que este territorio está dentro de su Zona Económica Exclusiva de 200 millas (280 kilómetros).

Los funcionarios filipinos creen que los barcos chinos están tripulados por “milicias”, mientras que las autoridades chinas previamente señalaron que los barcos en la zona disputada eran embarcaciones de pesca que se habían puesto a resguardo porque el mar estaba agitado.