Cartas a Otelo, voces sobre la violencia a lo femenino reanuda el programa Residencias de Teatro Comunitario

Con la escenificación de la obra Cartas a Otelo, voces sobre la violencia a lo femenino, a cargo de la compañía mexiquense Teatro Lunar, se reanuda el programa Residencias de Teatro Comunitario, a través del cual se busca formar nuevos públicos y establecer una relación de intercambio y retroalimentación entre las compañías artísticas y las comunidades donde se inserta cada proyecto.

Como parte de la campaña #VolverAVerte y con apego a un estricto protocolo sanitario, la obra se presentará durante mayo en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque y en el Foro Cultural Tiempo y Espacio Thaay, en Lerma, Estado de México, acompañada de una exposición virtual alojada en la página de la Coordinación Nacional de Teatro. Además, se ofrecerá una función en línea, tras la cual se realizará una mesa de análisis en la que participarán las y los integrantes de Teatro Lunar.

Cabe señalar que se contará con todas las medidas sanitarias, las cuales consisten en la instalación de un filtro, con tapete desinfectante, la aplicación de gel antibacterial y revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC; además del uso obligatorio de cubreboca, así como respetar la sana distancia. 

Cartas a Otelo, voces sobre la violencia a lo femenino surgió como respuesta a los acontecimientos en contra de mujeres en el Estado de México, y se desarrolló mediante un proceso de creación colectiva a partir de una investigación documental realizada por la agrupación artística sobre el feminicidio en México.

La obra relata la historia de un grupo de actores que expone el descubrimiento de un texto inédito de William Shakespeare sobre su obra Otelo, en el que el personaje de Desdémona increpa a su esposo el terrible acto que cometió en contra de ella. Con el apoyo de herramientas multimedia, durante el montaje se develan diversos documentos reales y ficticios que muestran la terrible situación de violencia hacia las mujeres.

Origen del montaje

El proyecto inició en 2017, cuando las y los integrantes de la compañía Teatro Lunar recopilaron testimonios de familias mexiquenses afectadas por la violencia de género.

“A partir de nuestra preocupación por los casos de violencia contra las mujeres, iniciamos con un compendio de documentos que propiciaron la creación de la puesta en escena, con la intención de mantener abierto un diálogo entre las y los creadores teatrales y el público sobre estaproblemática”, declaró Israel Ríos, director de escena.

La actriz Yarosly Picazo añadió: “La violencia nos ha rebasado. Con esta pieza queremos presentar una lucha,alejada del amarillismo con el que suelen mostrarse estos temas”.

Cartas a Otelo, voces sobre la violencia a lo femeninoofrecerá un par de funciones de entrada gratuita el 3 y 4 de mayo a las 20:00 horas, en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque, y del 13 al 28 de mayo la obra se presentará los jueves y viernes a las 17:00 horas en el Foro Cultural Tiempo y Espacio Thaay en Lerma, Estado de México, también con entrada gratuita.

Por último, el viernes 4 de junio a las 19:00 horas, la obra se transmitirá en línea a través deteatro.inba.gob.mx/escenariodigital, y el sábado 5 de junio a las 18:00 horas se llevará a cabo un desmontaje vía streaming que consistirá en una mesa de análisis en la que las y los creadores compartirán sus experiencias e inquietudes.

A la par de las presentaciones en la Ciudad de México y el Estado de México, en la página web de la Coordinación Nacional de Teatro (teatro.inba.gob.mx) se alojará durante mayo la exposición Réquiem por las mujeres archivadas,integrada por una serie de dibujos plasmados con las técnicas pictóricas de pastel y carbón, realizada durante las funciones llevadas a cabo en marzo de 2020 por la artista Erika López Medina.

Cartas a Otelo, voces sobre la violencia a lo femenino es dirigida por Pilar Gallegos e Israel Ríos y cuenta con las actuaciones de Yadira Ramírez Meneses, Alondra MinaRojas, Alberto Hinojosa, Brenda Yáñez, Yarosly Picazo yPilar Gallegos, el trabajo plástico de Erika López y la intervención musical de Tania Plascencia.