Violencia Imparable / En opinión de Jesús Michel Narváez

Redacción MX Político.- Bajo el argumento de una “nueva estrategia, porque no somos como los de antes”, el gobierno federal decidió que con abrazos y no balazos; con amenazas de acusar a los criminales con sus mamás y sus abuelas, los criminales dejarían de serlo y su sermón, perdón, mensaje sería atendido de inmediato.

Sin embargo, la realidad, la terca y cruda realidad, muestra que en materia de inseguridad y violencia la 4t ha fracasado.

A cambio, nos consiguió un primer lugar. Nada honroso, por cierto, pero primer lugar.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública presentó el Ranking de las ciudades más peligros del mundo. Aquellas que tienen más de 300 mil habitantes.

Y sí, la 4t con Alfonso Durazo, durante casi 2 años y Rosa Icela Rodríguez, con cuatro meses de actuación, nos llenó de lauros y permitió que “la estrategia-no estrategia” contra la criminalidad convirtiera a la ciudad de Celaya en la más violenta del mundo.

No es poca cosa.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano, explica que de las 10 ciudades más violentas México tiene ¡siete!

Por si fuera poco, en el índice de las 50 ciudades más violentas, México patrocina a 18 mientras que Brasil tiene 11 y Estados Unidos 5 y Honduras 2. Puerto Rico y Jamaica solamente tienen una. Deben sentirse horribles.

Según el directivo del organismo “”México ya lleva 2 años como epicentro mundial de la violencia homicida. No es una casualidad. En 2019 y 2020 se ha aplicado la peor política de control del crimen, por parte del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador”, aseguró Ortega, uno de los responsables del análisis.

Cita números: México ha vivido los 2 años más violentos de su historia con 34,681 víctimas de asesinato en 2019 y 34,552 en 2020, según datos oficiales.

(A ese ritmo en su sexenio la 4t que lidera el presidente López habrá alcanzado más de 200 mil homicidios dolosos, poco más de 70 mil respecto del gobierno de Enrique Pela Nieto y 85 mil comparado con el de Felipe Calderón).

Para nadie es un secreto la postura del candidato López: no a la militarización… de llegar al gobierno los soldados regresarán a sus cuarteles… tenemos una estrategia… los resultados se verán de inmediato.

Y tampoco es desconocido que ya investido Presidente Constitucional, siguió con los militares y marinos en las calles e incluso creó la Guardia Nacional -formada por soldados y marinos más agentes de la policía federal- para dar “seguridad a los mexicanos”. Los resultados están a la vista: son fallidos.

No lo reconoce el huésped de Palacio Nacional y, burlonamente, por ejemplo, señala que los feminicidios no estaban contemplados en el Código Penal Federal ni en los Estatales. Falso, porque desde 2012 se tipificó. Más allá de las ausencias mentales, nadie se explica la razón para ser obcecado en la materia y negar lo que es una realidad: la violencia aumentó en sus dos primeros años de gobierno y al paso que va la pesadilla se convertirá en uno de los infiernos más quemantes en la historia de este pobre país.

Pero seguramente el gabinete de (in)seguridad dirá en sus reuniones matutinas: ¡Lo logramos, señor presidente: tenemos el primer lugar de la Ciudad más violenta del mundo”! Y no hay duda de la respuesta: así sea , amén.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.